TV EN VIVO

sábado, 22 de diciembre de 2018

PERÚ: El expediente Odebrecht

Los corruptos en el Perú deben de estar temblando en estos momentos. De allí su desesperación, intentando crear psicosociales de toda índole - para lo que son expertos - esperando desviar la atención publica de sus acciones, buscando asilo en embajadas alegando ser “perseguidos políticos” (?) y hostilizando a jueces y fiscales que cumplen su trabajo a cabalidad y a los que no pueden digitar a su antojo como antes. Saben que se les viene la noche y es por ese motivo que buscan desestabilizar a toda costa la administración de justicia para seguir gozando de la más nauseabunda impunidad por sus múltiples delitos cometidos a lo largo de los años. Y es que una noticia dada a conocer a inicios de semana los ha sacado de sus casillas y buscan pasar al contraataque antes de que se de a conocer nuevas y comprometedoras revelaciones que los desnuden de cuerpo entero. Resulta que según el diario brasileño O´Globo, las próximas declaraciones de funcionarios de la empresa Odebrecht, a consecuencia del acuerdo de colaboración suscrito con la Fiscalía y la procuraduría ad hoc, tendrán un evento devastador en el Perú, afirmo en su editorial del lunes, el cual traducido y entrecomillado, ofrezco a continuación ¿vale?: “Se prevé una larga y fuerte tormenta sobre el Gobierno y el Congreso del Perú en las próximas semanas como consecuencia del acuerdo de colaboración eficaz y judicial suscrito con Odebrecht la semana pasada. En esencia, este acuerdo es similar a lo que el grupo empresarial realizó hace dos años con el Brasil, Estados Unidos y Suiza. Se ofrecerá testimonios y entrega de pruebas, sin restricción alguna, acerca de la participación de políticos peruanos en numerosos actos de corrupción en los que aparecen seriamente comprometidos en el lavado de activos y que fuero financiados por la empresa brasileña en sus campañas electorales. Como se recuerda debido a los primeros indicios, ya fueron imputados cuatro antiguos jefes de Estado peruanos, entre ellos Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) quien fue obligado a renunciar al cargo - evitando así una deshonrosa destitución -al descubrirse sus profundas conexiones con Odebrecht. En el caso de Ollanta Humala (2011-2016) este logro ser detenido preventivamente, aunque ahora se encuentra en libertad. En relación a Alejandro Toledo (2001-2006) este fugo del país con la ayuda de Kuczynski y hoy es un prófugo de la justicia. El cuarto, Alan García (1985-1990 y 2006-2011), el peor de todos indudablemente, tuvo la peregrina idea de buscar "asilo" en las embajadas de Colombia, Costa Rica y Uruguay en Lima alegando "persecución política", argumento risible porque en Perú se vive bajo el imperio de la ley y la democracia. A ellos debemos agregar a Keiko Fujimori - la hija de un exdictador condenado a 25 años de cárcel por múltiples violaciones a los Derechos Humanos y que fue ilegalmente indultado por Kuczynski, pero tras anularse esta medida, deberá volver a la cárcel para cumplir su condena - cabecilla de un grupo delincuencial y quien ya esta detenida preventivamente. En este contexto y tal como puede comprobarse, el acuerdo tiene un potencial aún más devastador. Cabe recordar que el "efecto Odebrecht" se extiende por América, África y Europa. Su fuerza deriva de la exigencia de cambios, cristalizados en el Brasil a partir de las manifestaciones del 2013. Como una ironía histórica, produjo una inédita unión latinoamericana al colocar la corrupción en el centro del debate político, alentando cambios políticos en el ciclo electoral por el que pasa la mayoría de los países de la región, hasta el final del 2019. Revelaciones acerca de la corrupción imperante en las cúpulas partidarias, han originado batallas por la captura del poder. Pero tienen un efecto balsámico para las sociedades porque desmonta mitos y maniqueísmos de derecha e izquierda, herencia de ciclos autoritarios bajo el manto de la Guerra Fría. Una de las consecuencias notables es el respaldo público al castigo a los responsables de tales delitos y que hasta el momento se creían intocables, hasta que uno a uno han estado ingresando a prisión como una advertencia a los otros que ya les llegará su turno. En ese sentido pueden cometerse algunas acciones por parte de la justicia que pueden ser calificadas de arbitrarias, como en el Brasil, por ejemplo, donde la policía aún confunde públicamente a los testigos con los acusados, como ocurrió la semana pasada con aquellos que fueron citados a declarar al Supremo Tribunal Federal y terminaron en prisión. Puede haber algunos excesos, pero son puntuales. La experiencia brasileña en casos como Odebrecht nos ofrece varias lecciones. Una de las más relevantes es la necesidad de evitar que la disputa del poder entre los órganos judiciales, de fiscalización y control lleve a las empresas involucradas que decidieron colaborar con las justicia a la quiebra. El objetivo de la purga es oxigenar a las fuerzas sociales, políticas y económicas, para avanzar en el rumbo de una sociedad más igualitaria” puntualiza la nota. Como sabéis, el viernes 11 de enero, en Sao Paulo, Brasil, el exsuperintendente de Odebrecht Jorge Barata se adherirá al acuerdo de colaboración. Tres días después, del lunes 14 al 18 de enero, Barata y otros cuatro funcionarios de Odebrecht declararán en Sao Paulo, detallando los delitos de la empresa cometidos en el Perú con la complicidad de los gobernantes de turno - como Toledo, García y Kuczynski - así como del financiamiento dado a las agrupaciones políticas como el de Keiko Fujimori, para sus campañas electorales con dinero proveniente de sus cuentas secretas. A esas declaraciones se referiría O Globo y de allí el nerviosismo de los integrantes de la mafia criminal aprofujimorista, que pretenden que estas revelaciones no salgan a la luz. Pero para que esto se concrete, es necesaria la continuidad del Equipo Especial, que encabezan los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez. Según diversas fuentes judiciales, ambos fiscales están sometidos a fuertes presiones del cuestionadísimo Fiscal de la Nación. Pedro Gonzalo Chávarry quien los quiere cambiar por magistrados más “serviciales” que blinden a los corruptos. Para ello, Chavarry no ha dudado en hostilizarlos abiertamente exigiéndoles que les “informe detalladamente” sobre los avances de los casos a pesar de que estos son reservados, para luego proporcionárselos al APRA y al fujimorismo, con quienes juega en pared y de los cuales depende su permanencia en el cargo. En ese sentido, el fiscal Vela denuncio que Chavarry arremete contra su grupo de investigación buscando con ello el pretexto para sacarlos de la investigación. Así, el pasado 22 de noviembre, su despacho requirió al Equipo Especial documentación minuciosa del caso. Le respondieron en los días siguientes. Sin embargo, ha vuelto a pedir más información, en especial a Pérez. “Es una información que nos sorprende por su redundancia”, agregó Vela. Enfatizó que el trasfondo de este pedido sería encontrar contradicciones. “Eso sería inaceptable”, aseveró. Al respecto, los procuradores Ad Hoc para el caso Odebrecht Jorge Ramírez y Silvana Carrión advirtieron que con esta campaña de hostilización emprendida por el Fiscal de la Nación se corre el riesgo de que no se llegue a firmar el acuerdo de colaboración con la constructora brasileña, por lo que las pruebas usadas en investigaciones fiscales no sean convalidadas. Ambos precisaron que el acuerdo de colaboración eficaz es reservado y cuenta con garantías para los colaboradores que deben ser cumplidas. Por esta razón Silvana Carrión, señaló que el acuerdo no puede ser conocido por el Congreso ni por el mismo Chavarry, debido a su carácter reservado. "El fiscal que dirige el procedimiento de acuerdo es el único que puede conocer el acuerdo. Los fiscales son autónomos en sus investigaciones", señaló en entrevista con RPP Noticias. La procuradora destacó que este acuerdo "era el camino a seguir" en el contexto que enfrenta la constructora brasileña en el Perú, agregando que si este finalmente no era firmado, la información presente en las investigaciones penales (alrededor de 40) podía caerse. "Si no había un acuerdo, no teníamos información de los casos, y la que va a venir en enero; pero además también nos quedamos sin el pago de una reparación civil. No era una opción (no suscribirlo) porque perdíamos los actores del sistema de justicia", señaló. "Esta información con la que han estado trabajando los fiscales necesita validarse con este acuerdo sino no la pueden utilizar para la acusación y posterior juicio. No van a lograr una sentencia si es que no se convalida esa información. ¿Eso es lo que busca Chavarry?" se preguntó. Es indudable que los fiscales están en la mira de la mafia, quienes tanto desde el Congreso como de la Fiscalía de la Nación intentan bloquear todos sus esfuerzos, buscando con ello que sean removidos de sus puestos y reemplazados por quienes sigan obedientemente sus órdenes para ‘limpiar’ una vez mas a Alan García Pérez  y Keiko Fujimori. No hay que permitírselo :(

jueves, 20 de diciembre de 2018

LA SEPTIMA DE LA COLECCIÓN: El BCR lanza nueva moneda de S/ 1 alusiva al Ñandú

El Banco Central de Reserva (BCR) puso en circulación esta semana la séptima moneda de la serie numismática "Fauna silvestre amenazada del Perú", alusiva al Ñandú, el ave más grande de América que puede medir hasta 1.5 metros de altura y pesar hasta 30 kilogramos. El BCR señaló que esta moneda es de curso legal, por lo que puede ser usada en cualquier transacción económica y circulará de forma simultánea con las actuales. En el anverso de la nueva moneda se observa en el centro el Escudo de Armas del Perú, rodeado de la leyenda “Banco Central de Reserva del Perú”, el año de acuñación y un polígono de ocho lados que forma el filete de la moneda. En el reverso, en la parte central, se observa una imagen del Ñandú. También se aprecia un diseño geométrico de líneas verticales, la marca de la Casa Nacional de Moneda, así como el nombre científico del ave: Rhea pennata, la denominación en número y el nombre de la unidad monetaria. Al lado de la denominación se aprecia círculos concéntricos con un colibrí calado, como símbolo de la serie. En la parte superior como una curiosidad se muestra la palabra indígena ‘Suri’ para referirse al Ñandú - con el cual se le conoce generalmente en el mundo - por lo que el BCR hubiese colocado su nombre correcto y no prestarse así a confusiones absurdas. Como sabéis, al igual que el avestruz, los Emús y Casuarios, el Ñandú pertenece al orden de los Struthioniforme y a la familia Ratities, lo que nos indica que se trata de un ave de gran tamaño que no puede volar, el cual como sus parientes antes mencionados, posee una velocidad asombrosa gracias a sus patas largas y extremadamente fuertes. Sus lugares preferidos para habitar son las áreas abiertas como las llanuras, colinas y zonas de baja vegetación. En estos sitios es donde puede desplazarse tranquilamente, construir sus nidos y encontrar su alimento. Los sentidos que mejor tienen desarrollados el ñandú son el oído y la visión, ambos le permiten detectar objetos, alimentos y peligros a una distancia bastante larga. El ñandú se encuentra además en la lista de los animales más veloces del mundo pudiendo llegar alcanzar la increíble velocidad de 80 km/h pudiéndola mantener durante media hora sin llegar a parar. Además, se calcula que en cada zancada puede abarcar un metro, pudiendo dar saltos de hasta 3 metros y por si fuera poco son excelentes nadadores. Lamentablemente estas condiciones no lo salvan de ser catalogado como una especie en peligro de extinción ya que han ido disminuyendo la cantidad de individuos en su hábitat natural debido a que son victimas de la caza indiscriminada con el propósito de usar su carne como alimento, su piel para la elaboración de accesorios y ropa, así como sus plumas para hacer plumeros y disfraces. En el Perú su número decrece rápidamente y si no se toma las medidas para protegerlo, se le declarara extinto antes de lo que no se imagina. En relación a la moneda, el BCR informa que puede ser adquirida en estuches para su protección en su sede central de Lima :)

martes, 18 de diciembre de 2018

TAITA NOEL: El terror de las navidades pasadas

Eran los inicios de la década del 70 y en pleno gobierno ‘revolucionario’ los asesores del general Juan Velasco Alvarado, habían puesto en la mira en uno de los personajes más tradicionales de la Navidad; Santa Claus, a quien se le acusaba de ser “alienante, promotor del consumismo capitalista y símbolo de una ideología extranjera” (?) por lo que decidieron reemplazarlo por uno que sea ‘autóctono’ y se asemejara a sus ideales ‘socialistas’. Es así como en 1972 a través de una disposición del ministerio de educación se dispuso la prohibición de la imagen del personaje en las festividades navideñas de aquel año. Pero el régimen velasquista, autodenominado “Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada” no la tendría fácil, y desde un inicio se vio que borrar de la mente de los limeños a tan tradicional personaje era virtualmente imposible, por lo que se inicio una campaña mediática - como lo llamaríamos ahora - contra Santa Claus, reforzando la “historia” de que los regalos no eran traídos por el regordete personaje, que a pesar de vestir de rojo y blanco no tenía nada de peruano, sino que los regalos “llegaban a los niños” a través del “niño Manuelito” el rebautizado niño Jesús del Cuzco. Asimismo, los publicistas de la época buscaron una salida para reemplazar a Santa Claus y se le peruanizo, creándose entonces un engendro de nombre 'Taita Noel' el cual ahora vestiría poncho, un chullo en la cabeza y ojotas. Además, su trineo ya no seria tirado por renos sino por llamas. De esta manera, los primeros ‘Taitas Noeles’ aparecieron en las desaparecidas cadenas de tiendas Tia y Monterrey (muy conocidas en aquellos tiempos) ubicadas en el céntrico jirón de la Unión, que era a su vez el principal lugar donde se realizaban las compras navideñas en los 70, y donde se les podía ver en las calles. En cuanto al árbol de Navidad simplemente “desapareció” por decreto. Hasta el pavo en la cena navideña era mal visto al no tener origen peruano y trataron de cambiarlo por el cuy (o conejillo de Indias). Pero a pesar de los esfuerzos del gobierno, el llamado ‘Taita Noel’ nunca calo entre los limeños ya que por el contrario, debido su aspecto andrajoso se convirtió en el cuco de los niños, quienes lloraban aterrorizados cuando uno de esos ‘pordioseros’ se les acercaba buscando que se tomen una foto con el y de esta manera, poco a poco casi sin que uno se diera cuenta, fueron desapareciendo, ya que la caída del gobierno ‘revolucionario’ en medio de una grave crisis económica en 1975, arrastro consigo a ese siniestro esperpento, volviendo todo a la normalidad y ya nadie se acordó de el. De no ser por antiguas publicaciones y diarios de la época ni sabríamos como fue ese espantajo, un ejemplo de la ridiculez al cual puede llegar el ser humano ¿no os parece? :)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.