TV EN VIVO

sábado, 14 de mayo de 2022

PERÚ: Ignominia y maldad

En lo que constituye una abierta apología al delito por su llamado a la sedición, el sentenciado por corrupción Vladimir Cerrón, cabecilla de Perú Libre (aquel organismo de fachada de Sendero Luminoso) para quien precisamente la DINCOTE ha solicitado su detención inmediata por sus conocidos lazos con el narcoterrorismo y que en realidad es el que manda entre las sombras en el país andino a pesar de que nadie lo ha elegido, ha lanzado una amenaza contra la frágil institucionalidad democrática existente en el Perú, al que el filosenderista Pedro Castillo desde que accedió al poder mediante el fraude, haya intentado destruirlo en todas las formas posibles, para instaurar en su lugar su tan soñada “república popular de nueva democracia”, siguiendo las enseñanzas de su idolatrado líder Abimael Guzmán, aquel maldito genocida senderista muerto en prisión y al que Castillo no pudo llegar a “indultar” como era su máximo deseo. En efecto, previendo que el Congreso en uso de sus atribuciones iba a enviar al archivo ese disparatado proyecto de reforma constitucional (que buscaba abrir la posibilidad de que se consultara a través de un referéndum, la convocatoria a una asamblea constituyente, que redacte una nueva constitución de corte comunista), ese facineroso amenazo días antes con poner en práctica su “Plan B”– que no es otro que el uso de la violencia terrorista – lo cual ha vuelto a poner sobre el tapete el nulo compromiso que existe de su parte con el sistema institucional que sostiene la democracia. Como recordareis, este impresentable sujeto dijo en esa ocasión: “Nosotros reafirmamos desde que se fundó el partido que en el Perú no va a haber cambios si es que no se cambia la actual Constitución Política, ya sea por una vía pacífica o sea por una vía no pacífica ”. Pero de nada le valió, porque la Comisión de Constitución del Congreso tal como se esperaba, lo desechó por abrumadora mayoría. Por los pronunciamientos antes de la votación de los voceros de las distintas bancadas presentes en la referida comisión, era previsible el desenlace que la discusión luego en efecto tuvo, así que Cerrón era consciente a esas alturas de que, aparte de ser inconstitucional, la opción de la “vía pacífica” impulsada en ese momento por el régimen era inexistente. Visto así las cosas, en la práctica, estaba dejando abierta - y como única salida posible - la “vía no pacífica”, es decir, la violenta, mediante el uso de las armas que proveería a los miles de indios que viven en los cerros de miseria que rodean Lima “quienes bajarían de los cerros para desatar el terror en las calles” según ‘predijo’ ese viejo senil de Aníbal Torres. Un camino que obviamente, es consistente con la prédica asesina de muchas de las organizaciones terroristas marxistas-leninistas que han existido y que cual muertos vivientes aun pululan alrededor del mundo, que en el pasado reciente dejaron un saldo de destrucción y muerte también en el país. Si a esa afirmación agregamos la observación –suya también– de que Castillo está actualmente “encorsetado” por distintas leyes que fueron hechas para que “no pueda cambiar las cosas”, lo que tenemos es una clara sugerencia de romper el ordenamiento legal valiéndose del uso de la violencia, lo que a todas luces es una abierta apología al crimen. Máxime si en entrevistas concedidas poco tiempo antes, el mismo Cerrón había hablado de un “plan B” que sería puesto en marcha si el Congreso archivaba el malhadado proyecto en cuestión, tal como sucedió a pesar de sus vociferantes amenazas. El aludido mecanismo de la violencia es un viejo conocido de los sectores totalitarios: “si la democracia no les permite alcanzar sus objetivos, el problema es la democracia y hay que echársela abajo apelando a cualquier recurso”. Apelar o incitar a la violencia armada es un delito punible por Ley. Pero, además, hay que denunciar el argumento tramposo que subyace a ese torcido razonamiento, insinuado por varios voceros del oficialismo, de que esta se justificaría por el hecho de que en este caso no se estaría dejando a las mayorías o al “pueblo” expresar su voluntad. La verdad es que las mayorías y minorías se expresaron ya al elegir a los congresistas que componen hoy la representación nacional. Y los eligieron para que hiciesen aquello que la ley les señala: entre otras cosas, evaluar la calidad y constitucionalidad de los proyectos que son sometidos a su consideración y aprobarlos o archivarlos según sea el caso. En el asunto que nos ocupa, las mayorías han hablado a través de sus representantes. En eso consiste la democracia representativa. En buena cuenta, lo que se pretende en este trance es acusar a la mayoría de ser mayoría y hacerlo patente por las vías –pacíficas, por cierto– que el ordenamiento legal vigente estipula. El “plan A” de quienes quieren cambiar la Constitución que rige al Perú para eliminar los estorbos que hoy les impiden ejercer el poder a sus anchas ha fracasado miserablemente porque es inconstitucional y esta pobremente formulado. Pero resulta que ahora esos mismos derrotados actores políticos intentan poner en práctica un “plan B” (o más bien “V”) con el que quieren procurarse a la fuerza lo que no pudieron conseguir a las malas. Ante eso, lo que nos corresponde es denunciarlo, y a la ciudadanía, impedirlo. Y una primera forma de hacerlo seria exigiéndole al régimen y especialmente a ese oscuro individuo que okupa ilegalmente Palacio, un deslinde con los devaneos violentistas de ese apologista del terror, pero como sabéis, nunca lo van a hacer porque Castillo y su banda delincuencial forman parte de esa misma lacra comunista que busca eternizarse en el poder a como dé lugar. Y ello, no hay que permitirlo. Del Congreso no se puede esperar nada, pero ¿Qué hay de las Fuerzas Armadas? ¿Hasta cuándo creen que van a estar a la expectativa? Hay que actuar ahora :( .

martes, 10 de mayo de 2022

HUASCARÁN: Imponente y poderoso

Se trata de un macizo nevado ubicado en la cordillera occidental de los Andes peruanos, en las provincias de Yungay y Carhuaz, dentro de la región Áncash, en el sector orográfico denominado Cordillera Blanca dentro de la zona reservada del Parque Nacional Huascarán. Conformado íntegramente de granito, posee tres picos: la cumbre norte con 6655 msnm, la cumbre sur con 6768 msnm, siendo este el punto más elevado del país y de toda la zona intertropical; y cerca la cumbre del Chopicalqui al este, con 6354 msnm. Considerada la quinta montaña más alta del continente americano, pero si la medición se realiza desde el centro de la tierra, sería la segunda montaña más alta del mundo, luego del volcán Chimborazo, superando en casi dos kilómetros la altura del Everest. En el 2013 un equipo de investigadores australianos y alemanes revelaron además que el Huascarán es el lugar de la superficie terrestre con la menor fuerza de atracción gravitacional. El macizo ocupa la parte norte-central de la Cordillera Blanca y está separado del resto de la cadena por dos profundos valles: la quebrada de Llanganuco al norte y la quebrada de Ulta al sur. El primero es el lugar más turístico conocido en todo el parque nacional Huascarán por albergar a las lagunas de Llanganuco: Chinancocha y Orconcocha; el segundo tiene en sus faldas al túnel vehicular a mayor altitud del mundo: el Túnel Punta Olímpica, localizado a 4732 msnm. Cabe precisar que entre 1905 y 1932 se intentaron escalar las tres cumbres del Huascarán. Asi, mientras la científica norteamericana Annie Peck conquistaría la cima norte de 6655 metros en 1908m las cumbres sur y el Chopicalqui continuaron inexpugnables hasta que la expedición científica austroalemana conformada por los científicos alemanes Philipp Borchers, Wilhelm Bernard, Erwin Hein, Hermann Hoerlin y Erwin Schneider lograron conquistar el pico sur el 20 de julio de 1932 y el Chopicalqui el 3 de agosto del mismo año. Por cierto, se dice que el nombre del nevado provendría del vocablo quechua áncash waska ('soga') y ran ('sufijo verbal o adverbial'), por lo que huascarán significaría ‘dispuesto como soga’ o en una interpretación más adecuada a su contexto, cadena de montañas, aunque en la obra de Ernst Middendorf, quien recorrió el Callejón de Huaylas y Chavín, aparece otro nombre: Mataraju, donde 'mata' = mellizo y 'raju' = nevado; esto es, nevados mellizos: una alusión a su morfología bicuspidal. Como podéis suponer, esta montaña tiene un origen mitológico. Huascarán, fue una vez una mujer que tuvo numerosos hijos. Su marido - de nombre Canchón - fue seducido por Sutoc quien era la cocinera. Celosa, Huascarán castró a su marido y luego huyó seguida por sus hijos, el mayor la acompañaba de cerca, mientras que el menor iba bastante lejos. El hijo favorito fue cargado por Huascarán en su espalda. Cuando fueron a descansar, toda la familia fugitiva se transformó en la Cordillera Blanca, y sus lágrimas causaron los arroyos que dieron forma al Río Santa y Marañón.Entretanto, Canchón se volvió piedra y llegó a ser la más bella montaña de la Cordillera Negra mientras que su amante Sutoc y sus hijos también se transformaron en otras montañas de la Cordillera Negra y sus lágrimas crearon los cauces y arroyos de esa región. Sin embargo, dejado leyendas aparte, a pesar de su incomparable belleza, no deja de ser peligroso no solo para quienes lo escalan sino también para las poblaciones que se desarrollaron en sus inmediaciones. En efecto, gracias al estudio en conjunto del Instituto Geológico y Minero del Perú y la universidad de Waterloo se tiene conocimiento de que el primer desplazamiento en masa del Huascarán sucedió hace unos 47.000 años; Este gigantesco alud fue el que formó el abanico aluvial de Yungay y Ranrahirca por el que más tarde recorrerían tres aludes de similares características. Eso no fue todo, ya que el 11 de enero de 1962, un deslizamiento de hielo y rocas causado por un rápido aumento de la temperatura mató a unas 4000 personas del centro poblado de Ranrahirca y anexos. Pero lo peor en tiempos modernos acaeció el 31 de mayo de 1970, cuando un terremoto ocurrido en Áncash hizo que una gran parte de la cornisa de nieve y roca de la cara norte se derrumbara. La avalancha, estimada en 80 millones de pies de hielo, lodo y piedras, medía 1,5 km de ancho. Avanzó los 18 km a una velocidad promedio de 280 a 335 km/h y sepultó los pueblos de Yungay y Ranrahírca, matando a más de 20.000 personas, convirtiéndose en el símbolo de la mayor tragedia provocada por un terremoto en toda Sudamérica. Es más, el 22 de enero de 1977 un desprendimiento de hielo produjo un alud que arrasó los valles de Puchoc, Sacsha y Ranrahirca, aunque en esta ocasión la población de estas localidades se refugió en los cerros vecinos. No cabe duda que a pesar de todos los riesgos que conlleva, escalar esta montaña y llegar hasta su cima, es todo un reto :)

sábado, 7 de mayo de 2022

PERÚ: Tierra de nadie

Mientras el país andino se debate en otro gran escándalo protagonizado por el filosenderista Pedro Castillo tras ser denunciado por presentar una tesis robada como si fuera suya y por el cual según diversos constitucionalistas, podría ser vacado por incapacidad moral y denunciado penalmente, existe otro grave asunto que vamos a tratar ahora y del que dimos un adelanto la semana pasada, como son las abiertas intenciones de ese oscuro individuo de convertir al Perú en un narcorestado, similar a Cuba, Nicaragua, Bolivia y Venezuela, convertidas en el paraíso del narcotráfico en América Latina. En efecto, el anuncio de la desactivación de las bases militares del VRAEM - ubicado en la inaccesible selva del Huallaga y considerado el corazón de la producción de hojas de coca en el Perú - solo beneficiara a los “cocaleros” y a Sendero Luminoso, convertidos en carteles de la droga, los cuales por cierto, financiaron la campaña del ‘prosor’ y ahora este debe pagar el favor. Como recordareis, hasta el año 2000 ese país tuvo una política de control de producción de cocaína muy fuerte, la mejor implementada en todo el mundo, con bases militares y policiales contra subversivas en todas las regiones productoras de hoja de coca y cocaína, así como programa de interceptación de aviones sin permiso de vuelo, los cuales eran derribados si no obedecían órdenes. No se eliminó completamente el narcotráfico, pero se logró que no se expandiera. La cocaína es un producto con demanda constante y una producción que no abastece la creciente demanda. El mercado global compra todo lo que se produce, siendo los costos de producción muy bajos, pero el producto se encarece por la especulación del precio al alcanzar al consumidor final. El mayor porcentaje de la ganancia del negocio ilegal de la cocaína se queda en los países consumidores, no menos del noventa por ciento del costo final. Fue la política antidrogas impulsada por Kenyo Fujimori (1990-2000) la que contuvo al narcotráfico, con el excelente trabajo de las Fuerzas Armadas y policía del Perú. Sus más acérrimos críticos tienen que reconocer que al margen de las violaciones a los Derechos Humanos ocasionados durante su régimen, rescató el Perú del caos con medidas simples, una de ellas reducir el tamaño del estado y eliminar trabas burocráticas para iniciar negocios y generar empleo. Se enfrentó al estado profundo y lo desarmó, además de derrotar al terrorismo comunista de Sendero Luminoso y el MRTA sin contemplaciones. Pero los carteles de la droga promovidos por George Soros lo veían un obstáculo para sus ilícitos negocios y originaron su caída y fuga del país el año 2000. Es entonces como el gobierno de transición de Valentín Paniagua, inmediatamente inició una feroz persecución política y judicial en contra de todos los militares y policías que derrotaron al terrorismo, los encarceló con juicios sin pruebas y sin garantía procesal, lo mismo sucedió con todos aquellos que combatieron al narcotráfico. Había llegado la hora de la venganza. La persecución fue continuada por ese cholo borracho y fumón de Alejandro Toledo - acérrimo defensor del matrimonio homosexual, la despenalización del consumo de drogas, el aborto libre, la eutanasia, el lenguaje inclusivo y la ideología de género, entre otras aberraciones - ahora prófugo de la justicia peruana por corrupto y por ladrón, quien también liberó miles de terroristas y narcotraficantes, mientras que a los cabecillas les rebajó las penas y mejoró sus condiciones carcelarias. Paniagua y Toledo empezaron asimismo con la reducción de las bases contra subversivas en la selva del Perú, deteniendo la guerra contra los remanentes de Sendero Luminoso, refugiados en la selva. Precisamente apenas salieron las fuerzas armadas, Sendero se reorganizó y volvió a tomar la iniciativa cambiando de estrategia. Ahora ya no asesinaba a mansalva y esclavizaba a la población, más bien promovía el desarrollo del narcotráfico y cobraba impuestos, convirtiéndose en un cartel más. Era zona liberada, un estado narcocomunista dentro del territorio del Perú. Sendero, que ahora se denomina Sendero Luminoso Militarizado, se replegó a la zona del VRAEM - Valles de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro- en donde era controlado por las Fuerzas Armadas, quienes no podían derrotarlos completamente por falta de apoyo político y ser una zona de difícil acceso. Entretanto, organizaciones de derechos humanos que se dedican exclusivamente a defender los terroristas (pero no a sus víctimas), están prestos a denunciarlos a la menor oportunidad y envolverlos en juicios eternos, si se atreven a tomar la iniciativa y perseguir a los terroristas. En el VRAEM se produce cocaína, la producción está controlada por Sendero Luminoso Militarizado, cuyos líderes son los hermanos Quispe Palomino dentro del VRAEM, donde también se desarrolla la industria gasífera del Perú - Camisea - la cual mediante un gaseoducto transporta el gas a la costa y produce la mayor parte de la electricidad del Perú y una porción se exporta. Los Quispe Palomino con dinero de la coca han estado financiando organizaciones de fachada de Sendero, como Perú Libre, que mediante el fraude accedió al poder y tiene la narcobancada mas grande en el Congreso, el cual como es obvio, tiene relaciones muy cercanas y solidas con Sendero, donde uno de sus congresistas y principal dirigente de Perú Libre, Guillermo Bermejo - alias “el che” - es acusado por la policía de ser un asesino terrorista. Bermejo ‘trabajó’ en esa área, e inclusive la ha visitado con Pedro Castillo, actual okupa de Palacio, proclamado ilegalmente como ‘ganador’ de los comicios por el Jurado Nacional de Elecciones -JNE- en medio de un mayúsculo escándalo. A nadie debe sorprender que el presidente de ese cuestionado organismo fuera abogado de terroristas, militante comunista, y siendo juez absolvió a un terrorista acusado de asesinar a un juez de paz. Bermejo prometió a los “cocaleros” la expulsión de la DEA del Perú y la desactivación de las bases militares contra subversivas, así como su apoyo para cambiar la ley y liberar los cultivos. Así, el 27 de abril de 2022, el cuestionado ministro de Defensa de Perú, José Luis Gavidia, coterráneo de Pedro Castillo, anunció el cierre de cuarenta bases contrasubversivas en el VRAEM. Según ese impresentable sujeto, “la pacificación del área se ha logrado completamente”, lo que no es cierto. Si bien ante el escándalo desatado, luego dijeron que se trataba "de un globo de ensayo" nadie duda de cuales son sus verdaderas intenciones.El 23 de mayo del 2021, Sendero asesinó a 16 personas en el pueblo de San Miguel del Ene, en el VRAEM, y toda el área es controlada por quienes ahora son un cartel del narcotráfico y mayor productor de coca del mundo. El ministro afirma también que realizará el levantamiento paulatino del estado de emergencia -estado de excepción- lo que haría imposible la interdicción de los narcoterroristas sin orden judicial. Agrega que las otrora bases militares serán “bases de producción” de la hoja de coca, que serán dedicados al narcotráfico. Por cierto, las decisiones que llevan a facilitarle las cosas a Sendero en el VRAEM no serían ninguna casualidad, sino parte de una estrategia delincuencial más amplia liderada por los cabecillas de Perú Libre, como Vladimir Cerrón, Guillermo Bermejo y Guido Bellido, para quienes la policía ha solicitado su detención inmediata por su comprobadas relaciones con el narcoterrorismo, pero la justicia sospechosamente hasta ahora no dicta sus capturas. Los criminales por ello se creen impunes y hasta se dan el lujo de amenazara sus críticos, utilizando para ello a jueces y fiscales venales que están al servicio de sus intereses. Algo similar ya se vivió en Venezuela donde el fallecido dictador Hugo Chávez destruyó las Fuerzas Armadas de su país al introducirlos al negocio del narcotráfico, y la DEA investiga al Cartel de los Soles, en referencia a los soles de mando que utilizan los generales chavistas. Lo mismo sucede en Bolivia con el Cartel del Chapare, “zona liberada” para el narcotráfico, en donde la policía solo se dedica a prestar seguridad al negocio de la droga y oprimir a sus ciudadanos. Cabe precisar que en el Perú, Sendero tiene la costumbre de esclavizar a la gente. En los ochentas secuestro a poblaciones enteras de Shipibos y los esclavizó hasta que fueron liberados por las Fuerzas Armadas. Aun ahora secuestra niños y los mantiene retenidos en la selva, formándolos como futuros combatientes, los llamados “pioneritos”. A esos criminales, Castillo - quien busca elaborar una nueva constitución que le permita eternizarse en el poder - entregará el VRAEM para que desarrollen sus actividades narcoterroristas, a vista y paciencia de las Fuerzas Armadas, los cuales corren el riesgo de convertirse en un cartel. No hay duda que el Perú va camino a convertirse en un narcoestado y como toda “revolución” en América Latina, se financia con coca (Por cierto, al momento de escribir esta nota, me entero que la Comisión de Constitución del Congreso archivo - como era de esperar - el proyecto de referéndum para establecer una asamblea constituyente, a pesar de las amenazas de Vladimir Cerrón de organizar una asonada terrorista. Habrá que estar alertas a sus sucias maniobras desestabilizadoras) :(

martes, 3 de mayo de 2022

MACHU PICCHU ET LES TRÉSORS DU PÉROU: Una exposición a lo largo de sus tres mil años de historia

Sobrevolar la ciudadela de Machu Picchu en compañía de su fundador, el emperador Pachacutec, o admirar joyas precolombinas que nunca salieron del Perú: Es una espectacular exposición sobre el mundo inca y sus predecesores, abierto desde el pasado 16 de abril en la Cité de l'architecture et du patrimoine de París, titulada Machu Picchu et les trésors du Pérou (Machu Picchu y los tesoros del Perú). Se trata de un proyecto conjunto de World Heritage - una promotora de eventos culturales que logró un gran éxito en París con una retrospectiva dedicada al faraón Tutankamón - y el museo Larco de Lima, que ha prestado cerca de 200 objetos de todo tipo. Máscaras mortuorias de cobre, adornos de oro, enormes aretes de porfirio negro, collares de turquesa... "la retrospectiva celebra los éxitos de las civilizaciones del antiguo Perú a lo largo de 3.000 años" explicó Carole Fraresso, comisaria de la exposición e investigadora asociada del Museo Larco. Para el espectacular vuelo "a ojo de cóndor" del Machu Picchu, colofón de la visita, los organizadores aprovecharon el cierre excepcional, durante ocho meses del sitio, en plena pandemia del covid-19, filmando el lugar con un drone, y las imágenes sirvieron para una experiencia inmersiva y virtual que es vertiginosa. Así, el visitante a la muestra vuela encima del lugar, donde se reproducen minuciosamente los edificios y se simulan los cultivos, la vida diaria de sus habitantes, como los rituales en la época de esplendor de los incas. “Sin embargo, los incas apenas representan 80, 90 años de la historia del Perú que se extiende a lo largo de milenios”, recuerda Fraresso. “Si bien Machu Picchu representa el apogeo del imperio inca, pero antes durante siglos, florecieron las civilizaciones Chavin, Nazca, Mochica, Wari, Chimú...” aseveró. La exposición precisamente es una introducción a esas culturas, con un muestrario excepcional de sus objetos, reproducidos además en 3D, para desentrañar su simbología. "El objetivo es explicar cómo las sociedades del antiguo Perú pensaban el mundo", añadió la experta. "El mundo en tres niveles: el plano superior, de los cuerpos celestes, el inferior, donde se encuentran los ancestros y los muertos. Y en medio, los hombres", indicó. "Los hombres van a crear rituales, actividades para estar en conexión permanente con esos mundos diferentes", explicó. Uno de los protagonistas de ese viaje incesante entre el mundo terrenal y el más allá es elenigmático Ai Apaec, mítico fundador de la cultura mochica (100-800 d.C). “Investido con virtudes sobrehumanas” - cuentan las leyendas que se refieren a el - “Ai Apaec era capaz de rescatar al Sol del fondo del océano y volverlo a ofrecer a los humanos, a través de los cultivos”. La exposición muestra ejemplos de esa adoración, los objetos de culto más perfeccionados. "Son sociedades agrícolas, que dependen esencialmente de los ciclos de cada estación", recuerda Fraresso. Los sacerdotes observan los fenómenos naturales, los astros, a menudo con un rigor desconocido en la Europa de esa misma época. Además de las libaciones, con sustancias alucinógenas, a veces hay que apaciguar a los dioses con sacrificios, de llamas, de niños, de vírgenes a las que entierran vivas. Para ello los puñales de oro o plata y las copas para beber la chicha, ricamente labradas que utilizaban en esas ceremonias, se suceden a lo largo de la exposición. Todas esas civilizaciones culminan en el imperio inca, conformado por "increíbles gestores y militares que garantizan la expansión y la administración de un vasto territorio de más de 900.000 km2", indica Fraresso. Machu Picchu es construido hacia 1450. Justo antes de la llegada de los conquistadores españoles, que pusieron fin a una de las mayores civilizaciones de la humanidad :)

sábado, 30 de abril de 2022

PERÚ: A la sombra del enemigo

A estas alturas hasta los más crédulos -incluyendo a muchos de los ‘cojudignos’ que votaron por Pedro Castillo y que confiaron hasta hace poco en la ilusoria esperanza que con los caviares podría hacer un gobierno razonable-, ya se dieron cuenta que el país andino se está deslizando, cada vez más rápido, hacia un abismo insondable. Es decir, hacia un despeñadero que no tiene fondo, en el que el Perú se puede ir deteriorando indefinidamente. Entretanto ese vil sujeto y la banda delincuencial que la está destruyendo pretende seguir viviendo del cuento, lanzando como un elemento distractivo su aberrante proyecto de ley de “una nueva constitución” de corte comunista que saben muy bien que no va a ser aprobada por el Congreso, pero que van a querer utilizar ese rechazo como un pretexto para incendiar las calles y cerrar el Legislativo, lo cual como sabéis siempre ha sido su deseo primigenio, para instaurar su “república popular de nueva democracia”. Si bien al inicio ese analfabeto anuncio demagógicamente que en los próximos días presentaría “un Gabinete de unidad en el marco del Acuerdo Nacional” todo resulto ser un burdo engaño. Quizás no lo descartaba como una posibilidad. Ello, en el supuesto de que hubiese evaluado que ello le podía ser útil al único objetivo que organiza su vida política; a saber, cómo evitar dejar Palacio antes de conseguir impunidad para los casos de corrupción en los que cada vez hay más evidencias de su involucramiento al punto de que la fiscal que investiga uno de ellos lo coloca como cabeza de una organización criminal. Fueron Aníbal Torres y Vladimir Cerrón quienes lo convencieron de que esa apuesta del acuerdo era muy riesgosa y no debía realizarse. Que la única forma de salvar el pellejo y no terminar en la misma celda que ocupo su idolatrado líder Abimael Guzmán, era retomar el radicalismo polarizante de la campaña electoral. Tratar de convertir las protestas populares en regiones, causadas por el fracaso gubernamental para paliar los efectos del aumento de la canasta alimenticia básica y los insumos para producir (petróleo y fertilizantes) para los más pobres, en una aparente lucha política “por una asamblea constituyente y contra los monopolios”. Es obvio y para nadie es un secreto que, de concretarse este delirante despropósito, una Constitución al estilo cubano o venezolano establecería un régimen autoritario en el que Castillo y Cerrón podrían vivir con total impunidad, recordando con sorna cuando en democracia eran perseguidos por una justicia independiente debido a la gravedad de sus múltiples delitos, como por ejemplo el de estar coludidos con el narcoterrorismo del VRAEM -que financio su campaña - para instaurar un narcoestado en el Perú, como sucede en Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua. Ese es su camino a seguir y ya están dando los primeros pasos, como el de anunciar el próximo retiro de las bases militares del VRAEM, así como de construir un aeropuerto en la zona, para beneficio de los “cocaleros” - narcoterroristas de Sendero y otros capos de la droga que es lo que son - “con el objetivo de que puedan vender su producto sin problemas”. Es indudable que Pedro Castillo se ha burlado descaradamente de quienes desinteresadamente querían encontrar una salida sana para la profunda crisis política, social y económica a la que ha llevado al país andino a nueve meses de desgobierno. Aníbal Torres - motivado por su angurria por conservar el cargo y con la brutalidad que lo caracteriza - se lanzó a la ofensiva contra quienes pedían un cambio radical hacia un gobierno de unidad nacional. “Ahí tenemos un cura [...] que es autoridad en Huancayo, que en este momento me olvidé su nombre, tan miserable puede ser esta persona. [...] Lo que está es a favor de ese grupo de poder en el Perú, jamás se pronuncia a favor de las grandes mayorías” vocifero fuera de sí. Nunca en la historia del Perú un ministro se ha expresado en estos términos contra personas honorables y, en general, contra ninguna persona. Una infamia sin límites frente a la que no ha habido una palabra de disculpas públicas por parte de Castillo que pudiese indicar algún nivel de desagrado con lo dicho por ese impresentable sujeto que aparte de su senilidad, padece una grave enfermedad mental. Por eso, hay algo muy positivo en esta situación: no creo que haya ya nadie honesto, con buena voluntad y un mínimo de conocimiento de lo que está ocurriendo, que pueda pensar que ese oscuro individuo que hoy okupa ilegalmente Palacio mediante el fraude, vaya a dejar de lo que siempre ha sido, un ignorante. El mayúsculo daño que le hace al país cada día adicional de su (des)gobierno debiera convencer a los peruanos de que hay que dar la batalla final contra la cleptocracia y la renovada amenaza autoritaria. Ahora bien, existen dificultades para lograrlo. En el Congreso hay un número suficiente de legisladores que, gracias a sus oscuros negociados bajo la mesa con el régimen - como los ‘niños’ de Acción Popular y los arribistas de APP y PODEMOS - siguen protegiendo a ese delincuente, sin interesarles el gravísimo daño que causan al Perú y para quienes su bolsillo es lo primero. Otra dificultad a vencer es la pasividad de una población que no encuentra aún la forma de canalizar su decepción, hartazgo e indignación ante lo que están padeciendo. Es seguro de que liderazgos nuevos, sanos y plurales pueden romper ese bloqueo. En tanto, el disparatado proyecto de ley presentado por los senderistas - el cual tal como alertamos la semana pasada, es un burdo calco y copia del realizado por el narcopedófilo Evo Morales en Bolivia, así como de la reciente “experiencia” chilena - colisiona frontalmente con la Constitución, las leyes y el más mínimo sentido común. Por ello es indudable que va a ser archivado en la Comisión de Constitución en pocos días. Frente a ello y tal como ha amenazado Vladimir Cerrón, tratarán de convertir su rechazo en violentas movilizaciones políticas contra el Parlamento y “el derecho del pueblo a expresarse” con miles de indios bajados de los cerros de miseria que rodean Lima para desatar el error, al mismo tiempo que pondrían en acción su plan b, que es tomar por asalto la sede del Legislativo y disolverlo, como el mismo sujeto - para quien la fiscalía solicita su detención inmediata por sus lazos con el terrorismo - ha admitido en su cuenta de Twitter. Desde ya hay que responsabilizar a Castillo y esa organización criminal llamada Perú Libre por la violencia que piensan generar. Que no olviden que el poder es efímero y que los grandes crímenes sellan la vida de los que los cometen. No se puede perder esta batalla por la libertad y la democracia que debiera ser la definitiva para expulsar a esos parásitos marxistas-leninistas-maoistas-mariateguistas-Pensamiento Gonzalo que buscan atornillarse en el Poder a toda costa, del cual piensan que solo muertos los sacaran, como sucedió con Allende, Castro y Chávez, entre otras sanguijuelas de esa misma calaña que lamentablemente pululan en América Latina. No se puede permitir que los que ya han recibido la extremaunción política hagan creer a los peruanos que pueden lograr sus deleznables objetivos. Castillo ya es un cadáver insepulto y el mismo lo sabe. Los promotores de la salida autoritaria son ínfimas minorías que conocen todas las mañas de la política con minúsculas y, con ello, se aprovechan de la inacción de la inmensa mayoría que debe reaccionar ya mismo para desbaratar sus sueños de poder. De ustedes peruanos, depende liberar a su país de esa lacra comunista. De nadie más :)

martes, 26 de abril de 2022

ADIOS A LAS MASCARILLAS: ¿Nada es para siempre?

Como sabéis, hace ya más de dos años que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaraba el Coronavirus SARS-CoV-2 una pandemia de alcance global. En aquel momento, gobiernos de todo el mundo adoptaron medidas muy estrictas para intentar detener la propagación del virus: confinamiento domiciliario, cierre de negocios y locales, cancelación del curso escolar o el uso obligatorio de mascarilla fuera del propio hogar. El desarrollo de las vacunas ha permitido frenar la pandemia, pero el uso de mascarillas se había mantenido como medida de prevención para evitar nuevos brotes. No obstante, en los últimos meses, varios gobiernos europeos han empezado a retirar las mascarillas en diferentes casos. Así por ejemplo, el Reino Unido retiró el uso obligatorio de mascarilla en enero, tras haber superado una ola de la variante Ómicron y de reducirse los contagios de Coronavirus. El gobierno británico también eliminó el requisito del pasaporte Covid para entrar en el país. En Francia, el uso de mascarilla en interiores se retiró en marzo, aunque se mantiene en lugares como centros sanitarios, farmacias, residencias de personas mayores o en el transporte público. Lo mismo sucedió en España, que aplicó las mismas medidas al mes siguiente. Cabe precisar que EE.UU. es el país con más casos de contagio y fallecidos por Covid. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que son la autoridad sanitaria en los EE.UU., habían ampliado hasta mayo el uso de mascarillas en transportes: aviones, trenes, metros, autobuses y taxis, además de estaciones y aeropuertos. Sin embargo, una jueza de Florida acaba de tumbar esta medida al considerar que el CDC se ha excedido en sus funciones y que la obligación de llevar mascarilla es ilegal. Aunque es una jueza federal, su decisión puede tumbar la normativa del gobierno en todo el país, por lo que ahora ya no es obligatorio cubrirse la cara en los transportes. En América Latina, el uso de mascarillas se ha adaptado a la situación sanitaria en cada país. En Nicaragua nunca han sido obligatorias; en países como Méjico, Argentina, Chile, Uruguay o Perú está permitido quitársela en espacios abiertos; mientras que en Bolivia sigue siendo obligatoria en todos los espacios. La retirada de las mascarillas era una noticia muy esperada por todos. No obstante, el uso obligatorio de cubrebocas durante tanto tiempo también ha tenido efectos psicológicos sobre las personas, en especial entre los más jóvenes. En efecto, el llamado “síndrome de la cara vacía” hace referencia al sentimiento de inseguridad que sienten algunas personas cuando tienen que quitarse la mascarilla y mostrar su cara en público. Este síndrome afecta sobre todo a los adolescentes ya que, para ellos, el aspecto físico tiene una gran importancia. Por otro lado, en esta etapa del crecimiento y el desarrollo también se producen cambios como el acné, el vello facial o la ortodoncia que la mascarilla ayudaba a ocultar. En ese sentido, luego de dos años llevando la mascarilla en espacios públicos, quitársela es casi como darse a conocer por primera vez ante personas con quienes coincidimos habitualmente pero que, en cambio, nunca han visto nuestra cara. Es el caso de muchos adolescentes que se han conocido en el instituto con la mascarilla puesta. A todo ello debemos agregar a todos aquellos que consideran que aun no es conveniente quitárselo porque la pandemia continua y muchos además aun no se han vacunado, por lo que seguirán usándolo todo el tiempo que sea necesario, digan lo que digan las autoridades. De otro lado, la pandemia de Covid ha provocado un gran aumento en el uso de material quirúrgico desechable, como guantes, mascarillas o equipos de protección individual (EPI). Estos residuos no son reciclables, por lo que terminan en vertederos o incineradoras. Estos materiales han aumentado gravemente la cantidad de residuos plásticos en todo el planeta. En los peores meses de la pandemia, se usaban 129.000 millones de mascarillas y 65.000 millones de guantes cada mes en todo el mundo, según un estudio de la Sociedad Americana de Química (ACS). Lamentablemente, muchos de estos residuos han terminado en entornos naturales: en las calles de las ciudades pero también en bosques, ríos, playas y sobre todo en los mares y océanos. Los animales marinos pueden ingerir estos residuos o verse atrapados, lo que puede provocar daños físicos o incluso su muerte. La producción y gestión de estos materiales también contamina el medio ambiente. Por un lado, se necesitan muchos recursos y energía para fabricarlos; por otro lado, el transporte desde los países de producción (como China) hasta otros continentes genera grandes emisiones de gases de efecto invernadero. Por último, la mayoría de estos desechos se incinera, lo que también genera grandes emisiones de gases contaminantes. Las Naciones Unidas han pedido a los gobiernos que mejoren los sistemas de gestión de residuos para evitar que mascarillas y guantes lleguen al mar. Al mismo tiempo, es importante cambiar nuestros hábitos de consumo y que las empresas apuesten por un modelo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, reduciendo el uso de plásticos y adoptando materiales biodegradables. Sin embargo, el final de la prohibición de llevar mascarilla al parecer no será definitivo ya que algunos países europeos como Austria, han decidido revertir la medida, debido el incremento de casos que se están dando incluso entre los vacunados. En otros países como China han vuelto al encierro forzoso para hacerle frente. Los especialistas agregan además que no hay que ser triunfalistas porque en los últimos tiempos se habían reducido los contagios y se creía que las vacunas habían vencido a la plaga apocalíptica, pero lo que ha sucedido en realidad es que existe una nueva variante del virus, por lo que hay seguir protegiéndose y estar alertas para no ser los próximos en infectarse. Ello significa que la mascarilla continuará entre nosotros quien sabe hasta cuándo :(
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.