TV EN VIVO

sábado, 22 de junio de 2019

PERÚ: Perro que ladra no muerde

Existe en el desprestigiado Congreso de la República un impresentable sujeto perteneciente al viejo y decadente partido de la estrella, quien cada vez que abre la boca, suelta cada roca que para que os cuento. Defensor acérrimo de Alan García Pérez (aquel mafioso que se quito la vida en su guarida al estar rodeado por la policía que se disponía a detenerlo para que responda por sus múltiples delitos ante la justicia) por lo que ha sido apodado acertadamente como ‘perro de chacra’ debido a la virulencia de sus ladridos, vuelve hacer noticia, amenazando esta vez “con iniciar la lucha armada” - mismo terrorista - si el (des)gobierno de Martín Vizcarra cumple finalmente su palabra y disuelve ese antro de perdición que es el Parlamento (dominado por la mafia criminal aprofujimorista) si es que no aprueban sin cambio alguno sus medidas populistas, dándoles como plazo hasta el 25 de julio para hacerlo, de lo contrario - afirmó en una entrevista concedida a inicios de semana - considerara que no se le otorgo el voto de confianza hace dos semanas, por lo que procedería “constitucionalmente” a disolver el Congreso: “Si hasta esa fecha no aprueban íntegramente los proyectos de reforma política tal como los hemos enviado, lo tomaríamos como denegada la confianza, y en consecuencia, tenemos que actuar como está establecido en la Constitución. ¿Cerrando el Congreso? claro, pero respetando estrictamente lo que está escrito en la Carta Magna; porque por ahí se nos ha querido decir que eso sería una actitud autoritaria, pero no es así” aseveró. Recalcó que este eventual escenario no podría asemejarse en modo alguno al perpetrado en 1992 por el despreciable genocida Kenyo Fujimori, quien dio un autogolpe de Estado para instaurar una sangrienta dictadura y que fue condenado en un proceso ejemplar a 25 años de prisión por Crímenes de Lesa Humanidad, ya que él estaría actuando de acuerdo a la Constitución que en su artículo Nº 134 señala que “el Presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros”. Vizcarra se reafirmó que la bancada de la mafia en contubernio con el APRA, viene blindando de una manera desvergonzada y generando un clima de impunidad sobre personas implicadas en escandalosos actos de corrupción. Como sabéis, por votos de esta mayoría se archivaron las denuncias contra el exfiscal de la Nación Pedro Chávarry, pero también se ha protegido a congresistas de esa agrupación delincuencial a quienes la Justicia pidió levantar su inmunidad para que sean juzgados y condenados por sus actos. “Este blindaje a la corrupción debe acabar ya. Si no aprueban todo lo que solicitado, los disuelvo en el acto” insistió. Demás esta decir, que apenas se supo de esas declaraciones, diversos congresistas de la mafia salieron rápidamente para condenar sus palabras. Precisamente uno de los que mas vocifero fue el aprista Mauricio Mulder, quien afirmo: “Señor Vizcarra tenga usted tolerancia y acepte lo que dice la Constitución (...) El presidente no puede decir que si no le gusta (lo aprobado) él disuelve (el Congreso). No puede disolver, si disuelve es un dictador y allí todos los peruanos tenemos derecho para rebelarnos, incluso, con las armas, porque eso dice la Constitución del 93"señaló fuera de si, invocando de esa manera su ‘derecho’ a la insurgencia (?). Según explicó, la Carta Magna establece en dicho artículo, que los parlamentarios "no rinden cuenta ante autoridad alguna por el ejercicio de sus funciones o por el voto que ellos ejercen" respecto a la aprobación o desaprobación de cualquier proyecto de ley. Por ello, consideró que “no se puede obligar a un legislador tener un voto convenido u obligado porque es antidemocrático”. En la misma línea, dejó en claro que la esencia de los proyectos puestos a debate en la Comisión de Constitución no van a ser interpretados por el Poder Ejecutivo, sino por el Legislativo, ‘coincidentemente’ en manos de la mafia. “El Congreso si emite una ley que no le gusta el presidente de la República y es una modificación institucional, el presidente se tiene que quedar callado porque no puede observar las reformas constitucionales y si se trata de una ley, que la observe”, precisó. Además, sostuvo que este tipo de declaraciones no se deben emitir, aunque aseguró que el mandatario habla así por desconocimiento “porque está obsesionado con las encuestas” puntualizó. Venga ya, los exabruptos de este individuo deben ser condenados con firmeza y no ser pasados por alto de ninguna manera, ya que sus ridículas amenazas de “levantarse en armas y atrincherarse en el Congreso” bien puede ser calificado de apología del terrorismo y castigado ejemplarmente por ello. No nos sorprende viviendo de quien viene, ya que del partido al cual pertenece surgió un grupo terrorista como el MRTA - que junto a Sendero Luminoso y las llamadas ‘fuerzas del orden’ desataron un baño de sangre en el Perú en los años 90 - y de seguro espera su resurgimiento, para ponerse a la cabeza de dicha agrupación subversiva. De otro lado, es absurdo pensar, que una vez cerrado el Congreso, la gente saldría a las calles para defenderlos - tal como alucina - sino que por el contrario, será para echarlos a patadas asqueados de tanta podredumbre que emana de ese fétido lugar ¿no os parece? :)

jueves, 20 de junio de 2019

JEEP GRAND CHEROKEE TRACKHAWK: Emociones al máximo

No cabe duda que el segmento de las SUV se ha convertido en el favorito por los conductores de hoy. Entre sus principales argumentos se encuentra su amplio tamaño, agilidad para superar complicados terrenos y su gran potencia. Precisamente esta última característica es un aspecto que los grandes fabricantes no pueden descuidar. De hecho, hoy es común encontrar distintos modelos de SUV con una potencia que supera al de los deportivos de momento. Hoy es normal encontrar algunas SUV que superan los 500 HP. Esto se logra debido a dos motivos: primero, la apuesta de las compañías por los motores de gran tamaño acompañados de turbocompresores; y segundo, debido que algunos fabricantes de superdeportivos han decidido llevar su experiencia al atractivo segmento de los utilitarios. Algunas de las marcas automotrices clásicas que resaltan por crear SUV de gran potencia son Mercedes-Benz, Jeep y Land Rover. Sin embargo, la aparición de modelos firmados por Lamborghini, Bentley o Rolls-Royce ha ayudado a potenciar este segmento. Es de este modo que nacen los SUV deportivos, vehículos utilitarios de gran tamaño que se caracterizan por ofrecer el dinamismo y potencia que encontramos, por ejemplo, en un coupé o roadster. Es el caso de Jeep, que ha creado un radical Jeep Grand Cherokee de más de 700 caballos que pone a nuestra disposición el salvaje rendimiento de los Dodge Charger y Dodge Challenger Hellcat en forma de SUV. Lejos queda ahora el Jeep Grand Cherokee SRT y sus 468 caballos, ha llegado la hora de conocer al Jeep Grand Cherokee Trackhawk. Presentado con motivo del Salón de Nueva York, el Jeep Grand Cherokee Trackwak llega de la mano del V8 de 6.2 litros ya conocido, sobrealimentado y que para la ocasión pone a nuestra disposición un total de 717 caballos (707 hp) y un par de 875 Nm, cifras que bien le valen a este SUV para sentenciar el 0 a 100 km/h en unos 3'5 segundos antes de alcanzar una velocidad máxima, limitada, de 290 km/h. La potencia se transmite al asfalto mediante un sistema de tracción total que se encarga de darle un nuevo enfoque a esta mecánica respecto a sus “primos” de Dodge, por si con eso de que estuviera transplantada en un SUV no fuera suficiente, contando para su transmisión con una caja de cambios automática de 8 velocidades. Además hay unas nuevas llantas de aleación más ligeras y nos frenos con el sello de Brembo y generosas dimensiones. Estéticamente te costará diferenciarlo de un Jeep Grand Cherokee SRT aunque si te fijas bien verás como en el paragolpes se han eliminado las luces inferiores para dar cobijo a unas nuevas entradas de aire encargadas de refrigerar la mecánica de 717 caballos. Además en su zaga nos topamos con un total de cuatro salidas de escape en lugar de las dos salidas de escape del SRT ¿Se vera esta versión del Jeep Grand Cherokee en el Perú? Si que cuesta imaginarlo, pero siempre hay que dejar abierta una pequeña puerta a la esperanza :)

martes, 18 de junio de 2019

EL CORPUS CHRISTI DEL CUZCO: Una celebración de orígenes ancestrales

Se trata de una de las festividades católicas más esperadas en el Cuzco, donde miles de devotos y turistas se concentran en la Plaza Mayor durante su celebración, que convierte a la antigua capital del Imperio de los Incas en el epicentro de la fe y la tradición. Cabe resaltar que el Corpus Christi se celebra a nivel mundial luego de 60 días del Domingo de Resurrección, sin embargo en el Cuzco esta celebración comienza mucho antes, con los preparativos en cada templo de procedencia de todas las imágenes que llegan en procesión hasta la Catedral para participar en ella. La fiesta del Corpus Christi cuzqueño tiene sus orígenes en la época inca ya que varios cronistas mencionan que cerca al solsticio de invierno durante el mes de Junio, los Incas sacaban a las momias de sus antepasados en una solemne procesión alrededor de la Plaza Mayor. Es por ello que en el siglo XVII, el virrey Francisco de Toledo con el fin de terminar con esta antigua celebración, ordena que se reemplacen a las momias por esculturas de santos y vírgenes y estas a su vez sean veneradas por grupos o parroquias de fieles, los cuales debían de acompañar a la imagen durante la festividad. Algunas muestras de cómo se celebraba en los felices tiempos del dominio español, las podemos apreciar en el museo Arzobispal del Cuzco, en la serie del Corpus Christi perteneciente a la Escuela Cuzqueña. Actualmente son 15 imágenes las que participan de la celebración (cuyo día central este año toca el jueves 20 de junio) provenientes de las distintas parroquias de la Ciudad Imperial, siendo las de San Jerónimo y San Sebastián las que recorren hasta 10 km de distancia para poder llegar al centro de la ciudad el día anterior y hacer su ingreso a la catedral junto con las demás imágenes. El día jueves de Corpus, se celebra una misa en la Plaza Mayor en donde están presentes todas las imágenes acompañadas por las autoridades religiosas, políticas y devotos quienes los acompañaran durante la procesión, que se inicia con la del Santísimo, que representa al cuerpo de Cristo, el cual es transportado por el Arzobispo en una carroza de plata - utilizada por primera vez en 1731 - seguida por todas las demás imágenes. Tras ellos llegan los danzarines, que marcan el paso a los cargadores que llevan a cuestas las pesadas andas de las imágenes, que van cubiertas de finísimos adornos repujados en plata, lo cual hace que su peso sea considerable, convirtiendo en todo un reto cargar a los santos. Tras la procesión del Corpus Christi, las imágenes son ingresadas nuevamente a la Catedral por el lapso de una semana, cuando salen de nuevo en procesión en la denominada 'Octava de Corpus' para despedirse y retornar a sus lugares de origen, dónde permanecerán por el resto del año. Declarada como Patrimonio Cultural de la Nación en agosto del 2004, ésta festividad es una de las expresiones más relevantes de la cultura peruana y que contribuye a la identidad de este país :)

sábado, 15 de junio de 2019

ARGENTINA: El final de la utopía

Las cartas están echadas en la Argentina donde las dos grandes coaliciones políticas, lideradas respectivamente por el impresentable Mauricio Macri y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, han terminado su mercado de fichajes esta semana de cara a las elecciones de octubre sumando a sus filas bazas que han sorprendido a mas de uno. La maniobra más desesperada y mas criticada sin duda por su oportunismo político, ha sido la de Macri (cuyo régimen llega a su fin en medio del repudio generalizado debido a la grave crisis económica en que ha sumido al país) que el martes anunció que aspirará a la reelección en tándem con el peronista Miguel Ángel Pichetto como candidato a la vicepresidencia. Pichetto es líder en el Senado del grueso de la oposición peronista, el movimiento histórico en el que se incluye el kichnerismo. "Nosotros vamos a convocar a muchos dirigentes del peronismo que están ‘excluídos’ y que quieren ser parte de este nuevo proyecto de unidad nacional que se pone en marcha en la Argentina con la dirección y el liderazgo de Mauricio Macri", anunció Pichetto, que por un puesto en el gobierno traiciona al partido que dice representar. Varios observadores apuntan que ha decidido ‘sacrificarse’ inútilmente ya que su pase a las filas oficialistas no va a significar un trasvase de votos peronistas a Macri. En cuanto a la expresidenta y senadora Cristina Fernández también muestra sus bazas. En mayo, sorprendió a la galería al anunciar que concurriría a las elecciones como candidata a vicepresidencia, como número dos de Alberto Fernández. Ahora ha anunciado que cuenta con el apoyo del moderado Sergio Massa, líder del peronista Frente Renovador, unificando de esta forma al movimiento peronista contra el gobierno y los traidores que solo buscan su conveniencia. La Argentina de hoy es muy diferente de la que imaginó Mauricio Macri cuando a fines del 2015 asumió el poder como líder de un partido de centroderecha para romper el bipartidismo existente y hacerse con el poder. Propuesta Republicana (PRO) hacia alarde de sus visiones pospolíticas, exaltaba el emprendedorismo y tenia un discurso que parecía estar a tono con las nuevas sensibilidades sociales en la era de la autoayuda y el capitalismo new age. Pero todo fue un cruel engaño, Hoy Argentina esta peor que antes y Macri ya no puede culpar a otros de su fracaso. Hasta ahora, en Argentina la derecha había llegado al poder por la vía de los golpes de Estado o, en los años 90, subida al carro del peronismo neoliberal de Carlos Menem, que incorporó al gobierno a figuras emblemáticas del liberalismo conservador argentino antiperonista. Pero esta vez, a través de la alianza Cambiemos con la antigua Unión Cívica Radical (UCR), Macri, ex-jefe de Gobierno de Buenos Aires y ex-presidente del club Boca Juniors, puso en pie una derecha capaz de ganar elecciones en el marco del juego democrático, e incluso de conquistar bastiones electorales peronistas. Su discurso se centró en la ‘pesada herencia’ del kirchnerismo, lo que al final le dio la victoria en aquellos comicios. Macri intentó una vía económica gradualista que evitara el ajuste liberal ortodoxo. Pero el fracaso de esa estrategia arrojó el país a las manos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de las políticas de ‘déficit cero’. La paradoja fue, en todo caso, que el rotundo fracaso macrista no fue causado por la movilización popular sino por el dictamen negativo de los ‘mercados’. Así, lo que parecía una reelección segura de Macri este año, sobre todo luego de la victoria oficialista en las elecciones de mitad de término del 2017, se transformó en una utopía. Aunque en la campaña el actual presidente había considerado que bajar la inflación era lo más fácil del mundo (sic), el país terminó en 2018 con una inflación superior a 40% y el valor del dólar pasó de 10 a 46 pesos entre 2015 y 2019, en un contexto crecientemente recesivo y de un desmesurado aumento de la pobreza. La promesa de un ‘país normal’ finalmente alejado del populismo - tanto en sus dimensiones económicas y políticas como culturales - e integrado al mundo de los países ‘respetables’ se derritió rápidamente en un contexto de crisis, caída de la imagen presidencial y pesimismo sobre el presente y sobre el futuro. Si bien llama la atención el clima de calma social en un país en el que las crisis económicas suelen activar rápidamente la protesta social, lo cierto es que las penurias económicas comenzaron a tener efectos en las encuestas, y Cristina Fernández de Kirchner volvió a ocupar una posición expectante. En el 2015 Fernández de Kirchner dejó el poder con la Plaza de Mayo llena de simpatizantes que la despidieron con la consigna “Vamos a volver”. Había gobernado, junto con Néstor Kirchner, durante 12 años después de la profunda crisis política y económica del 2001. A diferencia de otros gobiernos de la ‘marea rosada’, que surgieron de nuevos partidos, el kirchnerismo emergió del peronismo, el movimiento creado por Juan D. Perón en los años 40, caracterizado por su ideología gelatinosa pero al mismo tiempo capaz de construir una identidad popular perdurable. Si bajo Carlos Menem en los años 90 el peronismo abandonó la tradición keynesiana y abrazó las políticas neoliberales, con Néstor Kirchner y Cristina Fernández recuperó un discurso que mezcló peronismo tradicional con la transversalidad hacia el progresismo no peronista y atrajo incluso a ex-adherentes de otras ideologías. Pero sobre todo, recuperó de manera sentimental y moderada la tradición del peronismo de izquierda de los 70 -finalmente desautorizado y combatido por el propio Perón - que incluyó a grupos terroristas que buscaban radicalizar el peronismo en una dirección socialista. El kirchnerismo tuvo varios momentos. Néstor Kirchner ganó en el 2003 prometiendo un ‘país normal’, y su gestión económica logró crecimiento y superávit fiscal y promovió una política de desendeudamiento (pagó incluso toda la deuda externa con el FMI). Pero durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, el conflicto con las patronales agrarias, que rechazaron la reforma impositiva promovida por el gobierno, fue un punto de inflexión. Aunque el gobierno perdió esa batalla, construyó sobre esa derrota una victoria moral y alentó una épica política sostenida sobre el viejo cliché ‘pueblo versus oligarquía’, con un notable apoyo en el mundo de la cultura. La muerte de Néstor Kirchner en el 2010 insufló una dosis de mística que proyectó al cristinismo en una clave más cercana a la ‘marea rosada’ latinoamericana. Fue entonces cuando Fernández de Kirchner se rodeó de figuras mas próximas a la izquierda como la del economista Axel Kicillof, y de jóvenes de La Cámpora, la agrupación creada por su hijo Máximo. Pero pese a haber abandonado la Presidencia con un elevado apoyo social, Fernández de Kirchner vio cómo en los primeros años de macrismo, el espacio kirchnerista se debilitaba, golpeado sobre todo por las denuncias de corrupción contra ella y su entorno. Varios de sus ministros terminaron encarcelados y sus segundas líneas casi desaparecieron del juego político. Le quedaba, no obstante, una adhesión popular que no bajó de 30% -lo que el periodista José Natanson denominó una ‘minoría intensa’-, algunos alcaldes de la provincia de Buenos Aires y el bloque parlamentario de su sector, Unidad Ciudadana. Con ese capital y desde la adversidad, se dedicó a rearmar su espacio político. Entretanto, el peronismo profundizó su división entre kirchneristas y antikirchneristas. Sin embargo, Fernández de Kirchner y sus asesores descubrieron rápidamente que el silencio era un arma más potente que sus discursos. Y desde las oficinas del Instituto Patria, ubicadas en el centro de Buenos Aires y transformadas en su búnker político, hizo de la ‘política del silencio’, con intervenciones muy espaciadas y precisas, su principal estrategia; un contraste con las numerosas cadenas nacionales de radio y TV de su última gestión. Pero nada hubiera funcionado sin el fracaso macrista. Esta estrategia fue afinada en el 2019. Primero, envió a su hija Florencia fuera del país, con una justificación médica, para evitar una posible detención que la habría golpeado políticamente. Luego anunció, sorpresivamente, la publicación de un libro de memorias titulado Sinceramente, que en pocas horas se transformó en un suceso editorial, con más de 300.000 ejemplares vendidos, y lo presentó en un masivo acto, cuidadosamente organizado, en la Feria del Libro de Buenos Aires. Y si bien había signos de moderación previa, fue en ese escenario donde se preanunció el desplazamiento hacia el centro del kirchnerismo. Llamó a un nuevo contrato social, dijo que Macri debería copiar la política económica de Donald Trump y hasta ironizó, citando al escritor Jorge Luis Borges, conocido antiperonista, diciendo que los peronistas ‘son incorregibles’. Pero la sorpresa mayor fue elegir a Alberto Fernández como candidato presidencial. Absolutamente nadie lo había anticipado, ni siquiera como posibilidad, y ningún encuestador se había ocupado de él. Hasta hace poco, era considerado por los kirchneristas un ‘traidor’. Había abandonado el gobierno precisamente luego del conflicto con el campo en 2008 y muchos le recordaron haber formado parte en los 90 del partido de Domingo Cavallo, el arquitecto de las políticas neoliberales de esos años. Y lo acusaron públicamente de ser lobbysta de Repsol y operador del grupo Clarín, la poderosa corporación multimedia embarcada en una guerra periodística sin tregua contra Fernández de Kirchner. Si bien la polarización política le dio resultados políticos al kirchnerismo, en el terreno electoral también le propició varias derrotas, como las de 2013 y 2017, cuando la propia Cristina Fernández de Kirchner perdió ante el macrismo y entró al Senado por la minoría. El antikirchnerismo se transformó casi en una identidad política (superpuesta, pero no exactamente idéntica a la vieja identidad antiperonista). Y Fernández de Kirchner entendió que, pese al debilitamiento de Macri, la famosa ‘grieta’ que divide a los argentinos podría jugar en su contra. Aunque para sus adherentes más románticos el kirchnerismo fue una especie de ‘primavera popular’ en la que los humildes fueron felices, mientras que el macrismo es un gobierno de los ricos que busca vengarse de los pobres, la realidad parece menos lineal. La memoria sobre el kirchnerismo está cargada de diversas imágenes: medidas progresistas en todos los ámbitos, subidas efectivas del salario real, mejoras en el consumo popular, reactivación de los juicios contra militares de la dictadura, pero también desistitucionalización de los organismos encargados de las estadísticas nacionales y manipulación de las cifras de inflación, discursos a menudo autoritarios y sobre todo, diversas denuncias de corrupción vinculadas sobre todo a la obra pública. Pero el crecimiento del patrimonio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández siempre resultó difícil de explicar, lo que fue enfatizado por sus enemigos para atacarlos sin pausa alguna. Si el silencio había sido un arma, una candidatura presidencial habría expuesto a Fernández de Kirchner a una sobreexposición que reactivaría el antikirchnerismo, como ocurrió en las elecciones de mitad de término del 2017. Y, más aún, eso ocurriría en el marco del juicio oral por una de las causas judiciales contra la ex-presidenta, que comenzó el 22 de mayo en el contexto de una competencia mediática por su mejor foto en el banquillo de los acusados. Pero además de las dificultades locales, la actual coyuntura política muestra que el progresismo retrocede en la región, y en la Argentina, pese a la gravedad de la crisis originada por el macrismo, y el rechazo al FMI, no existe una demanda de radicalidad del electorado. Y esto se suma al hecho de que los momentos ‘radicales’ del kirchnerismo se leen más como abusos de poder que como posibles caminos de cambio social. Fernández de Kirchner entendió que lo que existe hoy es una disputa por el voto moderado, y que su plataforma debe ser vista como ordenadora y no como fuente de división del país. Por ello, en los últimos meses ya había ‘amnistiado’ a los ‘traidores’ y Alberto Fernández se transformó entonces en su principal operador político luego de diez años de haber cortado relaciones políticas y personales con la ex-presidenta. Además de ser más ‘dialoguista’ y de tener mejores vasos comunicantes con el peronismo no kirchnerista, Alberto Fernández reenvía al gobierno de Néstor Kirchner en una doble dimensión: una más sentimental, sobre el ex-líder muerto en el 2010, y una más pragmática, vinculada a un gobierno con muy buenos resultados económicos. Ganaron así espacio quienes buscan construir un kirchnerismo que dé un mensaje de orden frente a un Macri que ‘desordena’ la vida de la gente, tal como denunció Fernández de Kirchner. Pese a la presencia de la ex presidenta en la fórmula presidencial, Alberto Fernández cierra claramente la puerta a cualquier idea de ‘venezuelización’ de Argentina si gana el kirchnerismo, el gran fantasma levantado interesadamente  por la derecha. Y su misión es unir lo más posible al peronismo, especialmente atraer a los gobernadores, que controlan fuertes maquinarias políticas territoriales. Mientras tanto, el macrismo busca salir de su propio dilema: mantener a Macri como candidato, acompañado de un ‘peronista’ como Pichetto quien es visto con justa razón como un traidor al peronismo al irse con la derecha, culpable directo de la delicada situación que vive el país, descolocado por la candidatura de Fernández ya que le quita argumentos a su campaña. El gobierno claramente estaba mejor preparado para combatir al kirchnerismo duro que a su actual versión ‘edulcorada’ por el que buscar el ‘apoyo’ de Trump y Bolsonaro  (con quienes se reúne para conspirar contra Venezuela) de poco le va a servir dado el desastre en todo sentido ocasionado por Macri al frente del gobierno, cuyos días en la Casa Rosada según todos los analistas, están contados y que solo mediante el fraude podrá evitar su derrota :)

jueves, 13 de junio de 2019

220V: Recarga todo lo que eres

CBC, la compañía líder en Centroamérica, el Caribe y Sudamérica en la elaboración y distribución de bebidas y embotellador exclusivo de PepsiCo, anuncio el lanzamiento de la bebida energética 220V, que buscará captar el 20% de la cuota de mercado de energizantes para el año 2020 en el Perú. Para lograrlo, ofrecerá al consumidor 50% más energía, frescura y sabor en un envase de 450 ml a tan solo S/ 2.00. Actualmente, el Perú representa el 47% del volumen de la región andina (Perú, Ecuador y Colombia) en el rubro de energizantes. El mercado de energía en este país creció por encima del 21% en el 2018 con respecto al 2017. “220V llega al mercado peruano en un gran momento, con una moderna propuesta de valor, un excelente producto enriquecido en vitaminas, y el mejor sabor en un empaque diferenciado dentro de la categoría de Daily Energy. Además de contar con un precio que se encuentra al alcance de nuestros consumidores. Estamos seguros que será un éxito”, comento Gissela Jaramillo, Regional Brand Manger en CBC. A través de una fórmula ganadora, 220V repone la energía del cuerpo, refresca y estimula la actividad física y mental, logrando que sus consumidores se beneficien con un rendimiento extra. Esta bebida está diseñada para utilizar las virtudes de sus ingredientes y vitaminas, con la finalidad de intensificar el estado de alerta de sus consumidores, acompañados de un delicioso sabor. “Los consumidores son cada vez más dinámicos y activos, realizan muchas actividades en el día y necesitan una energía extra para continuar. El peruano en general se caracteriza por ser emprendedor, con sueños y con ganas de que su productividad aumente. Muchos estudian y trabajan al mismo tiempo, además de darse espacio para compartir con sus familias y amigos, por lo que tienen jornadas largas. Para ellos es 220V, para que den el 220 en todo lo que hacen”, sentencio :)

martes, 11 de junio de 2019

LA AMPLITUD MODULADA EN EL PERÚ: Una señal olvidada

A diferencia de otros países donde las radios AM están en vías de desaparecer y que es el mismo camino que están siguiendo incluso las de FM como sucedió en Noruega - que en el 2017 decreto un ‘apagón FM’ para reemplazarla por la radio digital debido a la saturación del espectro - en el Perú, por el contrario, aun existen a pesar de su escasa audiencia y pésima calidad. Relegadas al ostracismo, ya que las principales cadenas de radio que la ocupaban hace mucho emigraron a la FM, esta saturada de emisoras de música - bien criolla o folklórica - o especialmente religiosas (uno se sorprende la cantidad de predicadores de ‘iglesias’ de múltiples denominaciones que a toda hora del día exigen a voz en cuello una ‘colaboración’ económica para seguir en el aire). De acuerdo a recientes encuestas das a conocer, apenas representan el 1% de la sintonía total en Lima Metropolitana. Es mas, en la pregunta sobre recordación de emisoras radiales que se hizo en el último estudio de hábitos hacia la radio y la televisión, no aparece mencionada ninguna emisora de AM en nivel socioeconómico o segmento alguno. Y pensar que hubo una época en el Perú - en aquellos tiempos en que los dinosaurios gobernaban la Tierra - cuando eran las más sintonizadas e influyentes, convertidas en medios de comunicación indispensables tanto para informarse como para entretenerse. Pero la llegada de la FM acabo con su sueño, ya que si bien tienen menor alcance, poseen mejor calidad de sonido y sobre todo, al ser más económicas que las AM, tanto en el costo de los equipos como en la instalación de los mismos, ya que la mayor parte de la inversión en AM se la lleva la antena, que supone un terreno amplio para levantar la torre y enterrar los radiales - algo que no necesita uno de FM - cual flautista de Hamelin, atrajo a su lado a las principales cadenas de radio quienes acabaron por trasladarse masivamente a la nueva frecuencia, convirtiendo a sus emisoras en AM inicialmente en simples repetidoras de su programación de FM, para posteriormente - en la mayoría de los casos - cerrarlas, alquilarlas o simplemente venderlas - circunstancia esta ultima que se aprovecharon las distintas denominaciones religiosas para adquirirlas debido al bajo precio que pedían y que tienen sus pequeñas audiencias cautivas hacia los cuales están dirigidos. Aparte de ellas, subsisten antiguas emisoras que transmiten música y noticias como Radio Libertad, Santa Rosa o La Crónica que se negaron a emigrar a la FM y que hoy son una sombra de lo que fueron. Actualmente en el Perú, la AM languidece a la vista de todos, y para empeorar las cosas, el advenimiento de la radio digital - que tarde o temprano llegara a este país - será el epitafio a su azarosa existencia. Quizás no desaparezca de inmediato, ya que de seguro podrá sobrevivir en los pueblos más apartados y remotos, que tienen sus propias emisoras que difunden su música y costumbres, pero de que a la radio en su conjunto le llegara la hora (como sucedió con la televisión analógica ‘enterrada’ por la TDT) de eso no cabe duda alguna :)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.