TV EN VIVO

sábado, 2 de julio de 2022

PERÚ: El silencio de los culpables

Como recordareis, desde sus inicios, el filosenderista Pedro Castillo no ha ocultado en ningún momento su rechazo a la prensa libre que denuncia constantemente sus delitos. Y no es algo nuevo, ya que durante su campaña, los fustigaba reiteradamente predisponiéndolos ante la indiada para que ataquen a los medios y periodistas, como ocurrió repetidamente en los mítines. A ello podemos agregar que el por entonces “profesor” de escuela rural -convertido fortuitamente en candidato a la presidencia - dio apenas unas escuetas entrevistas en su medio lenguaje, dejando entrever su ignorancia supina, aun en los temas más elementales, demostrando que era un analfabeto en grado sumo, capaz de cometer las mayores bestialidades de llegar a Palacio (como hoy lamentablemente se puede comprobar). Es más, desde los primeros días que usurpo el poder mediante el fraude en los comicios, llenó de rejas los espacios públicos para impedir que los periodistas cubriesen eventos oficiales - incluyendo la juramentación de su primer Gabinete conformado a último minuto - negándose además a firmar las declaraciones de Chapultepec y Salta acerca del respeto a la libertad de prensa. De otro lado, el manejo independiente de los medios estatales a cargo del Instituto Nacional de Radio y Televisión (IRTP) durante su nefasta gestión es altamente cuestionable, y su voluntad para conceder entrevistas con medios no oficiales luce prácticamente nula. Lo hizo solo una vez en una lamentable entrevista a un canal de noticias extranjero y tras el ridículo que protagonizó a nivel mundial, nunca más ha vuelto a concederlo. Peor aún, los ataques constantes a los medios de comunicación independientes que denuncian diariamente los múltiples actos de corrupción, tanto del sujeto en cuestión cómo de la banda delincuencial que lo rodea, son una característica puntual de su caótica y desastrosa administración. Pero ninguna iniciativa o comportamiento del régimen hasta ahora ha buscado tan desembozada y directamente atentar contra la libertad de prensa como el proyecto de ley aprobado recientemente en Consejo de Ministros. De acuerdo con el impresentable Aníbal Torres, titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), se estaría presentando al Congreso una propuesta para sancionar la difusión de información reservada en una investigación penal. En conferencia de prensa, Torres señaló que en la actualidad se “selecciona tal o cual información con el propósito de imputar la comisión de delitos”, y que el proyecto impondrá hasta cuatro años de prisión para quienes sean encontrados culpables, buscando de esta manera intimidar y silenciar a sus críticos tal como sucede en Venezuela desde los primeros días del chavismo y que Castillo pretende imitar a toda costa. Como podéis imaginar, este es un atropello mayúsculo a la libertad informativa que de ninguna manera debe convertirse en ley. Solo los estados autocráticos o llanamente dictatoriales buscan utilizar el sistema de justicia para acallar las voces incómodas. En países de la región en los que la democracia ha sido progresivamente erosionada hasta perderse, los primeros pasos consistieron precisamente en coaccionar a la prensa con medidas como la que propone hoy ese anciano decrepito y senil que hoy funge de primer ministro. Por lo demás, no es de extrañar esta burda maniobra del régimen, dadas las circunstancias en las que se somete este aberrante proyecto de ley a la consideración del Congreso. Hay sentido de oportunidad. Entretanto, el Ejecutivo se halla cercado por infinitas acusaciones de corrupción que cada semana que compromete seriamente al propio Castillo, que más temprano que tarde, así no lo quiera, terminara en la cárcel. Ello es posible gracias a los aspirantes a colaboradores eficaces quienes vienen declarando sobre la existencia de una amplia red de corrupción en diversas instancias públicas comenzando en Palacio de Gobierno. El torrente de acusaciones e indicios de culpabilidad del okupa ese ya lucen imparables. Es en este contexto que un desacreditado régimen seriamente manchado por cargos de corrupción - con ministros, secretarios y hasta sus sobrinos prófugos de la justicia a menos de un año de su nefasto mandato - quiere sancionar la difusión de información. Seamos claros: Castillo intenta silenciar a la prensa para ocultar sus delitos y, para ello, está usando el arma más manida a disposición: el sistema de justicia. Este empeño no debería ser exitoso, pero puede encontrar algunos infames aliados en el Congreso, como los ‘niños’ de Acción Popular y los arribistas de Podemos Perú y APP, que están a su servicio. No olvidemos que, en enero de este año, la Comisión de Justicia, liderada por la cuestionada ex fiscal de la Nación Gladys Echaíz, propuso una modificación “legal” muy parecida. De haberse aplicado estos criterios antes, los grandes casos de corrupción de los últimos años sencillamente no hubieran podido tener la repercusión ni el impacto entre la ciudadanía que tuvieron y que hicieron posibles sus avances. Así, en los casos de Odebrecht, el Club de la Construcción, los Cuellos Blancos del Puerto y varios otros, los destapes periodísticos sobre los avances en las investigaciones fueron fundamentales para evitar que actores inescrupulosos del sistema de justicia intentasen enterrar los casos (como estuvieron cerca de lograrlo en varios momentos). La norma en cuestión supondría ahora pena de prisión para los periodistas empeñados en que la verdad se conozca, mientras los delincuentes seguirían gozando de total impunidad. En todo caso, al margen de si este proyecto de ley llega a aprobarse o no, su sola existencia es reveladora respecto a la vena autoritaria de Castillo y su organización criminal. Un régimen que piensa que la manera de evitar que su descrédito escale es silenciando a quienes informan sobre sus escándalos está siguiendo la ruta más corta hacia el desastre total. Se retrata, a sí mismo, como uno incapaz de contener el caudal de información cada vez más comprometedora e ingresa a ese nefasto grupo de dictaduras que a lo largo de la historia del Perú intentaron torcer la labor periodística instrumentalizando el sistema legal de manera espuria. Pero esta no es la única objeción que se le puede hacer a este vil elemento que busca acallar a sus críticos pero que a su vez opta por el silencio para no condenarse a sí mismo, ya que en un acto por lo demás vergonzoso, se negó a recibir esta semana a los integrantes de la Comisión de Fiscalización del Congreso, quienes acudieron a Palacio de Gobierno a tomar su declaración en el contexto de las investigaciones que el referido grupo de trabajo parlamentario realiza con respecto a las reuniones extraoficiales que sostuvo en la casa del pasaje Sarratea, en Breña, así como de las irregularidades cometidas en licitaciones de Provías Descentralizado y Petro-Perú, entre otros temas. Como recordareis, la comisión cambió recientemente la condición de Castillo de testigo a investigado, originalmente programando la declaración para el martes 21 de este mes, pero a pedido del secretario general de Palacio, , esta fue postergada por seis días. En el mismo documento en el que se solicitó la postergación, Alva Coronado comunicó al titular de la comisión, el legislador Héctor Ventura (Fuerza Popular), lo siguiente: “Pero Castillo manifiesta su total disposición a recibir a la Comisión que usted preside en el Despacho Presidencial, en la fecha que considere, a partir del 27 de junio”. Todo hacía pensar, que cumpliría con la palabra empeñada; máxime cuando recientemente había anunciado en una actividad con líderes amazónicos celebrada en Palacio lo siguiente: “Estoy sometido a investigaciones y acusaciones, asistiré a todas, iré a todas, porque de eso se trata, de dar la cara en donde nos llamen”. Conforme la fecha se fue acercando, no obstante, si actitud al respecto fue modificándose. A través de uno de sus abogados, Benji Espinoza, primero se anunció la posibilidad de que Castillo guardase silencio ante las preguntas de la Comisión de Fiscalización. Y ya el domingo por la noche (es decir, en la víspera del día en que la cita debía tener lugar), Espinoza comentó que le había recomendado a su patrocinado que no recibiese al mencionado grupo de trabajo parlamentario “porque una declaración debe ser la concreción del derecho a ser escuchado con objetividad” y que “cuando eso no existe, la declaración es una mera formalidad”. Finalmente, el abogado comunicó que Castillo no recibiría a la comisión, y que viajaría más bien a Huancavelica para cumplir “una agenda establecida con posterioridad a la fijación de la cita para su declaración”. El representante legal del investigado proclamó, por su parte, que este no atendería a la comisión porque “esta no busca la verdad” y, en esa medida, “la declaración de Castillo sería una puesta en escena, una pantomima, una apariencia de debido proceso”. Lo que haría presumir tal cosa, sería, según él, que el grupo de trabajo encabezado por el parlamentario Ventura ya adelantó que su informe estaría listo para a mitad de semana. Como podéis notar, las distintas razones esgrimidas por Espinoza, o bien estaban ya a la vista el día que se acordó la cita (y, en consecuencia, su formulación a última hora no se sostiene), o bien se basaban sobre un cálculo del tiempo que podría tomarle a la comisión terminar su trabajo: dos pretextos artificiosos para quitarle el cuerpo al compromiso asumido. Los miembros de la comisión concurrieron de todas maneras a la Casa de Pizarro a la hora convenida, pero previsiblemente se les hizo saber Que Castillo o se encontraba en Palacio y no se los dejó entrar. Se entiende, sin embargo, que su propósito fue dejar en claro ante la opinión pública el incumplimiento de la palabra empeñada por ese individuo. Lo que ha quedado en evidencia, de cualquier forma, es que Castillo, una vez más, dijo una cosa e hizo otra. Y, curiosamente, la caracterización que su abogado trató de hacer de la sesión que no llegó a ocurrir ha terminado describiendo, más bien, la combinación de gestos y silencios con la que él ha reaccionado frente a las expectativas de que respondiese a la investigación del Congreso. Estamos, efectivamente, ante una burda patraña montada de antemano por quien quiere proteger a como dé lugar a sus cómplices prófugos de la justicia, ya que su caen ellos, el será el siguiente. El negarse a comparecer a la Comisión de Fiscalización del Congreso - que de por sí ya es una infracción constitucional - y el querer mantener la boca cerrada solo acrecienta su culpabilidad que no lo salvara del destino que le aguarda (Por cierto, la citada Comisión ha aprobado este jueves su informe final , donde se acusa constitucionalmente a Castillo por negociación incompatible, aprovechamiento del cargo, ilegales ascensos en las FF.AA. y la PNP, favorecer al Consorcio Puente Tarata III y liderar una organización criminal, por lo cual ahora pasará al Pleno para ser debatido en los próximos días... Se sienten pasos) :)

martes, 28 de junio de 2022

RESCATADO DE LAS ARENAS DEL DESIERTO: Encuentran una antiquísima escultura perteneciente a la civilización Chimú

Sorpresa y asombro se apoderaron de los arqueólogos que realizaban trabajos de excavación y conservación en la “huaca” Takaynamo, una arquitectura piramidal ubicada en la zona norte del complejo arqueológico de Chan Chan - capital del antiguo Imperio Chimú - ubicado en la región La Libertad, en el norte del Perú , segun informa Natgeo. En efecto, en el lugar fue hallada enterrada una escultura de madera en perfecto estado de conservación, que mide 47 centímetros de largo por 16 centímetros de ancho, según informó el arqueólogo Arturo Paredes Núñez, jefe de la Unidad de Investigación, Conservación y Puesta en Valor del Proyecto Especial Arqueológico Chan Chan (Pecach). Esta pieza lleva un gorro de corte trapezoidal por la parte superior angosta, tiene como decoración 7 bandas verticales de colores claro y oscuro alternos. Mientras que, en la parte inferior, la escultura de madera muestra una banda horizontal oscura. El rostro es plano, de corte ovalado, y está pintado de color rojo. La nariz, de perfil recto, sobresale al plano del rostro. Los ojos almendrados y las orejas circulares exhiben desnivel, donde se conserva una resina de color negro que habría servido para fijar placas de nácar, informaron los investigadores. De acuerdo a Paredes Núñez, esta pieza arqueológica ha sido documentada en un contexto secundario, que alude a un personaje que aparece como cargador de andas. Explicó que el brazo izquierdo, pegado al cuerpo, dobla a la derecha y la mano extendida se dispone en el lado anterior del torso. En tanto, el brazo derecho, también pegado al cuerpo, dobla hacia arriba por lo que la mano queda a la altura del hombro. Torso, brazos y manos parecen haber estado pintados de rojo; en el pecho se observan manchas circulares oscuras. El personaje lleva faldellín de corte triangular, el borde es decorado con pequeñas bandas rectangulares, similar a las del tocado. El centro es un espacio triangular de coloración oscura. Las piernas son rectas y los pies ligeramente separados; la porción anterior de ellos ha sido parcialmente cortada. Los arqueólogos también hallaron semillas de nectandra junto a la escultura de madera. Se presume que debieron conformar un collar, debido a que alguna de ellas presenta un hilo insertado. Además, bajo la escultura se registró un pequeño bolso de color negro con decoración lograda por hilos de color marrón y blanco. Al respecto, la viceministra de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales del Ministerio de Cultura, Janie Gómez, destacó el hallazgo, el trabajo que se está realizando y la excepcionalidad del sitio durante su visita al área de investigación. En tanto, el director (e) del Proyecto Especial Complejo Arqueológico Chan Chan, César Gálvez Mora, afirmó que este hallazgo se suma a evidencias significativas que ratifican la función ceremonial de un edificio periférico a Chan Chan. Por último, mencionó que esta intervención se alinea con el Plan Maestro para la Conservación y Manejo del Complejo Arqueológico Chan Chan, que enriquece el conocimiento de un bien inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial. Cabe precisar que el conjunto arquitectónico de Tacaynamo, fue hecho de adobe - como era usual en las edificaciones de la zona - exhibía además muros policromados de vivos colores y tenía un uso ceremonial. Desde que en el 2020 se inició la intervención del sitio se han hallado alrededor de 2,000 fragmentos policromados, lo cual refuerza la teoría que este conjunto fue un lugar importante entre los 800 a 900 años a.C. para la sociedad Chimú. La particularidad que tiene este sitio es que se ha encontrado evidencia del uso de seis colores: azul, blanco, amarillo, verde, negro y rojo, que no han sido hallados en las demás estructuras ubicadas en Chan Chan, que como sabéis, fue la capital del Imperio Chimú, conquistada, saqueada e incendiada por los Incas en 1470, la cual fue abandonada y con el tiempo, cubierta con las arenas del desierto, olvidada por “la historia oficial” y redescubierta recién por los arqueólogos en el pasado siglo, quienes poco a poco desenterraron y restauraron los muros de la ciudad y sus palacios, permitiéndonos conocer algo de ella. Por cierto, la escultura de madera recién descubierta no es la única existente, ya que anteriormente se encontraron otras también enterradas - quizás derribadas por los invasores incas durante la destrucción de la ciudad - y hoy se conservan en los museos, aparte de algunas que fueron reubicadas en su posición original en Chan Chan, como pueden verse actualmente, aunque presumo que sean copias mientras se protegen las originales, lo cual sería algo lógico debido a su antigüedad. A ello debemos agregar que el clima seco ayudo sobremanera a que las esculturas no se destruyeran y puedan ahora ser apreciadas como un testimonio de su pasado :)

sábado, 25 de junio de 2022

PERÚ: Entre el delirio y el peligro

De una forma por lo demás irresponsable y jugando en pared con el régimen filosenderista de Pedro Castillo quien como recordareis, lo había anunciado al inicio de su desastroso (des)gobierno en su patético Mensaje a la Nación del pasado 28 de julio, el Congreso de la República, haciendo todos los “meritos” suficientes para ser tan repudiado como ese oscuro individuo, en lugar de echarlo a patadas del cargo que ocupa ilegalmente gracias a fraude, ha preferido hacer realidad uno de sus más caros - y peligrosos - sueños que se cierne sobre el país andino, que ya sufre lo indecible con la imparable alza de precios de los alimentos y el combustible, para que ahora se haya dado luz verde a la creación de grupos paramilitares armados por el Estado, autodenominados “comités de autodefensa”, aparentemente para combatir la inseguridad ciudadana que se ve en las calles, donde la delincuencia hace de las suyas, pero que indudablemente se convertirá en el brazo armado del régimen para ser usados como fuerzas de choque en cualquier momento para acallar violentamente las protestas ciudadanas, tal como ocurre en Cuba, Nicaragua y Venezuela - a los cuales Castillo pretende imitar - donde la sangrienta represión y desaparición de opositores a cargo de esas “milicias revolucionarias” son pan de cada día, con el peligro de que terminen enfrentándose con la Policía y las propias FF.AA. a los cuales terminarían por reemplazar “en sus funciones” tal como ha sucedido en los países antes mencionados, siguiendo además los lineamientos de su idolatrado líder Abimael Guzmán, con el objetivo de instaurar en el Perú su “república popular de nueva democracia”. Al respecto, acudimos nuevamente al ex ministro del Interior Carlos Basombrio, para que nos ilustre más acerca del tema y darlo a conocer, entrecomillado claro esta ¿vale?: “Con todo lo que se sabe, sentarse en el Gabinete Ministerial con Pedro Castillo al mando solo se entiende ya para quienes, refraseando la consigna leninista, ‘¡salvo el fajín, todo es ilusión!’. Lo es mucho más para el todavía ministro del Interior, Dimitri Senmache, que, si el Congreso cumple con sus obligaciones, será el próximo en salir. Es que en su sector la complicidad tiene un correlato práctico inmediato; a saber, que mientras los fugados Bruno Pacheco, Fray Vásquez y Juan Silva puedan mantenerse en la clandestinidad, no representan un peligro para la permanencia en el cargo de ese pobre diablo atornillado en Palacio. Los problemas con Senmache no se agotan allí. Parece, además, ser un buen discípulo del imprensetable Aníbal Torres. Quizás por razones generacionales no expresa su admiración hacia Adolf Hitler, pero sí hace el joven dictador de El Salvador, Nayib Bukele, que está haciendo trizas la democracia en su país utilizando métodos vedados (y de muy dudosa eficacia a mediano plazo) para combatir la delincuencia. Expresamente, el ministro ha dicho que, si lo dejan en el cargo, quiere emularlo. Algo delirante, porque el admirado es un sátrapa autoritario de lo peor, pero que por ahora puede hacer lo que quiera porque ha logrado seducir al 82% de sus ciudadanos (así empiezan muchos autoritarismos y ya sabemos cómo terminan), mientras que su nuevo fan es un precario ministro de un todavía más precario individuo como Castillo, de un (des)gobernante que raspa el 10% de aprobación y que se mantiene en el poder gracias a sus “ niños” de Acción Popular. Delirios aparte, ¿qué se hecho Pedro Castillo por la seguridad ciudadana? Lo único: la efectista decisión de restringir derechos ciudadanos y poner a la Fuerzas Armadas (FF.AA.) en la labor de seguridad (lo que esta obedece casi simbólicamente). Medida que no ha servido para nada, pero que ha sido ampliada otra vez por 45 días. Como una cosa es con guitarra y otra con cajón, el ministro Senmache, que había expresado su desacuerdo con esta medida, se ha unido al populismo barato. Súmese un nuevo y grave peligro: la aprobación por insistencia en el Congreso, con la asombrosa votación de 97 a favor y solo 15 en contra, de una ley que le da nuevas atribuciones y a nivel nacional a los Comités de Autodefensa (CAD). Los CAD en el Vraem, importantísimos hace tres décadas para la derrota de Sendero Luminoso, merecen reconocimiento y hasta beneficios materiales y honores por su sacrificio. Pero lo que hace esta norma es convertir lo que fue una situación excepcional, urgente y temporal - en la que el Estado tuvo que ceder sus atribuciones a una organización paramilitar, en una región muy inaccesible y asolada por el terror - en un esquema de aplicación nacional en todas las zonas rurales del país. Con ello, se hace trizas uno de los principios fundamentales en un Estado de derecho, que limita el uso de las armas para garantizar el orden y la seguridad a las FF.AA. y la Policía Nacional del Perú (PNP). Ahora, el estado les puede dar armas, pueden recibirlas por donación de privados, los incluye el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y les dan múltiples funciones de orden público. Nuria Esparch, que fue ministra de Defensa cuando se observó la ley en el gobierno de Francisco Sagasti, señala otros problemas; por ejemplo, el hecho de que cualquier grupo de ciudadanos, incluso sin estado de emergencia, puede formar su CAD en cualquier lugar rural del país. Surge el riesgo de que exista manipulación política de estas organizaciones paramilitares autorizadas a operar con armas de fuego por grupos ultra radicales afines al régimen. Pero más inminente es que van a potenciar las economías criminales en el país. Rubén Vargas, gran conocedor del Vraem, señaló que, salvo en la zona asháninka, donde los CAD están luchando por la sobrevivencia ante el avance arrasador de la coca ilegal y el narcotráfico, en el resto del Vraem más del 60% de sus miembros son cocaleros ilegales que viven del narcotráfico. Muy probablemente, más pronto que tarde, tendremos CAD financiados y armados por mineros y taladores ilegales, por mencionar otras dos economías ilegales que crecen en el país con la complicidad del régimen. Si las rondas campesinas que no pueden legalmente estar armadas ya se encuentran en muchas zonas detrás del apoyo a economías ilegales, como en el caso de los wampis, amenazados por taladores ilegales armados que están apoyados por las rondas del lugar, no hay que imaginar mucho para hacerse una idea de lo que puede ocurrir con los CAD a los que se les ha dado carta libre para armarse en todas las zonas rurales. La principal responsabilidad por lo ocurrido es del Congreso, pero cuenta con la complicidad del régimen, que ante la polémica surgida, recién expresa hipócritamente “su preocupación” a través de una solitaria declaración del ministro de Defensa, el pintoresco José Luis Gavidia, que probablemente lo haga presionado como respuesta a la justa indignación de las FF.AA. Dicen los suspicaces que el ministro del Interior, antes de pronunciarse, le preguntará a Bukele” puntualiza la nota. Venga ya, es imprescindible denunciar estos hechos y advertir del grave peligro que se cierne sobre el país para evitar que esta amenaza se cumpla :(

martes, 21 de junio de 2022

CRÓNICAS DEL HORROR: El Pensamiento Gonzalo

Lamentablemente y al día de hoy, pocos peruanos se interesan por los años de terror que impuso Sendero Luminoso en el Perú, ocasionando un baño de sangre que dejo 70.000 muertos y un país destrozado. A pesar del terrible sufrimiento que debieron pasar por aquellos trágicos años donde nadie tenía la vida segura, es increíble que las autoridades hayan cubierto estas monstruosas atrocidades cometidas por esa banda criminal liderada por Abimael Guzmán con un manto de silencio y no se haya enseñado exhaustivamente sobre ello en colegios y universidades a las nuevas generaciones para evitar que estos sangrientos hechos vuelvan a repetirse. Fue un gran error cometido por Fujimori, quien si bien venció al terrorismo (en el cual incluimos al MRTA), no puso énfasis en ventilar los crímenes de esos grupos subversivos para evitar que pasen al olvido, por lo que sus remanentes pudieron aprovechar aquella situación y tener la oportunidad de renacer de sus cenizas - como Sendero Luminoso - tal como efectivamente ha sucedido. Efectivamente, tras la caída del fujimorismo en al año 2000 y con el pretexto esgrimido por ciertos sectores cercanos al terrorismo - o mejor ficho cómplices, como los “caviares” - se dijo que el hacerlo podría ser visto como “una apología al delito”, prefiriendo con ello echar tierra sobre el asunto y enjuiciar por el contrario a sus perseguidores, victimizando a los terroristas, pero el paso de los años ha demostrado que esa “estrategia” fue un desacierto absoluto, tanto así que hoy, aprovechando la ignorancia de quienes votaron por ellos al desconocer su oscuro pasado, sus discípulos de Perú Libre (uno de los organismos de fachada de Sendero Luminoso, como Conare y Movadef) han usurpado el poder mediante el fraude colocando en Palacio a un pobre diablo como Pedro Castillo - quien es manejado a su antojo desde las sombras como un títere por Vladimir Cerrón - quienes desde el primer momento intentan destruir la frágil institucionalidad democrática, para instaurar a continuación una sangrienta dictadura comunista, siguiendo al pie de la letra las enseñanzas de su idolatrado líder Abimael Guzmán Reynoso, apodado el “Presidente Gonzalo”, muerto en prisión el año pasado. Este vil sujeto, fue quien dio su nombre de batalla al llamado pensamiento Gonzalo, un disparatado concepto que fue utilizado para nombrar la visión política particular del marxismo-leninismo-maoísmo- mariateguismo implantado por el Partido Comunista del Perú - Sendero Luminoso, su nombre oficial. Esta ideología de extrema izquierda busca implantar en el país andino la llamada ‘República Popular de Nueva Democracia’, la cual debería nacer en las zonas rurales para dirigirse a las urbanas, utilizando sangrientos atentados terroristas a su paso para intimidar a la población. Y una vez instaurado en el poder, exterminar a todos quienes no piensen como ellos, emulando al genocidio cometido por los Khrmers Rouges en Camboya. Valgan verdades, poco le falto para ello. En cuanto al llamado pensamiento Gonzalo podemos definirlo de la siguiente manera: Esta ideología se deriva, en primer lugar, de una lectura ultra esquemática y simplificada del marxismo, realizada por Guzmán, quien sostenía una creencia en la aparente inevitabilidad de un tránsito evolutivo que llevaría a las sociedades humanas del capitalismo al comunismo; Del leninismo adoptó la idea de que la revolución sería posible por obra de un partido constituido como una ‘máquina de guerra’, conformado por una vanguardia de ‘cuadros’ que serían a su vez la expresión más avanzada del proletariado mundial, destinados a imponer su dictadura sobre la tierra; Del maoísmo recogió principalmente la experiencia de la Revolución China y el concepto de ‘guerra popular’, al cual Guzmán otorga la categoría de principio de validez ‘universal’, junto a la teoría de las contradicciones de Mao, según la cual la lucha de contrarios estaría generalizada en todos los niveles de la materia, la sociedad y el pensamiento. Finalmente, el pensamiento Gonzalo sería la aplicación de todo esto a la realidad peruana, bajo un desarrollo particular elaborado por Guzmán. Luego, él mismo se encargó de que su partido acogiera su propio pensamiento como ideología oficial, en tanto sería ‘la única científica’, una forma superior de apreciar la realidad. Es decir, solo Guzmán y nadie más que él puede tener la razón, no solo porque así lo dicta la propia doctrina, sino incluso por mandato partidario. Guzmán, de manera similar a Mao, consideraba inviable la vía soviética revisionista de ‘transición pacífica hacia el socialismo’, pero a su vez, su doctrina tiene tintes utópicos y mesiánicos, que puede resumirse en cuatro características: Violencia extrema, Culto a la personalidad, Anticapitalismo radical y Ajusticiamientos de clase. En efecto, el pensamiento Gonzalo llamaba al uso de la violencia, mediante la guerra popular, que incluía a campesinos y obreros como sus instrumentos para desatar el terror; El culto a la personalidad alrededor de Guzmán era promovido por las huestes de Sendero Luminoso, al nivel de fanatismo, pero cuando este fue capturado, sus seguidores se vieron en crisis de pensamiento, ya que su ‘dios’ infalible había caído en manos de sus enemigos; Asimismo, el pensamiento Gonzalo categorizaba todo tipo de propiedad o comercio como capitalista, llegando a asesinar a quienes los poseían, destruyendo hidroeléctricas y torres de comunicación cerca a los poblados. La justificación era que todo esto “eran instrumentos capitalistas que debían ser destruidos”. Además, también el pensamiento Gonzalo prohibía a los campesinos de tierras altas de comprar o vender, por el mismo hecho de considerarlo capitalista; Para el pensamiento Gonzalo, toda acción que estuviese relacionado al ‘Estado burgués’ [Estado peruano] era colaboracionismo y quienes lo hacían merecían ser ajusticiados, entre los casos más polémicos fue la ejecución de varias ancianas por darles de comer a miembros del Ejército peruano “para evitar que los mismos soldados las asesinen”, también las múltiples masacres contra comuneros de los Andes - como sucedió en Lucanamarca en 1983 - están relacionados con estos ajusticiamientos de clase. De esta manera se dio inicio a una ola de violencia y terror nunca antes visto en el Perú. Como sabéis, la Lima actual a pesar de todos los problemas que enfrenta, es muy distinta a la existente entre 1980 y 1992 cuando era vista como un lugar vil y violento, donde nadie tenía la vida asegurada y se encontraba a merced de continuos apagones, atentados con coches bomba y asesinatos de gente inocente cometidos por una banda homicida que tomó como modelo a Mao. En todo caso se podía afirmar, sin temor a equivocarnos, que Sendero Luminoso fue un precursor de ISIS, con sus bombas suicidas, su salvajismo, su rígido código de secretismo y el monstruoso culto a la personalidad alrededor de un sádico demente quien creía que "la violencia es una ley universal". Sobre este 'líder máximo', que se presentaba como la cuarta espada del marxismo-leninismo-maoísmo mundial, se sabía por entonces muy poco (como hemos detallado en el primer capítulo de la serie). Guzmán era profesor de filosofía en la Universidad de San Cristóbal de Huamanga, en Ayacucho cuando en 1980, desapareció del radar. Entre los pocos fragmentos biográficos que se le adjuntaron estaba que le gustaba la música clásica y que bebió agua mineral en su luna de miel. Al respecto, un periodista británico - Nicholas Shakespeare - quien residía en Lima en ese momento, e intrigado por su súbita ‘desaparición’, escribió un reportaje de investigación sobre Guzmán y luego una novela, publicada en 1989, del cual sacamos un extracto, entrecomillado claro está: “El autodenominado Presidente Gonzalo padecía de psoriasis, además de tener gusto por los cigarrillos americanos, por lo que no es de extrañar que cuando el 12 de septiembre de 1992 fuera capturado en Lima, en el segundo piso de una casa que aparentaba ser un estudio de ballet , justo cuando su movimiento terrorista parecía a punto de apoderarse de la capital peruana, se supo que su ubicación había sido rastreada precisamente por las colillas de cigarrillos Winston Light encontradas en las bolsas de basura, junto con pastillas para su psoriasis. Pero fue necesario que pasara 25 años para que dos autores peruanos recopilen la desconocida historia de Sendero Luminoso. Durante mucho tiempo, hubo quienes optaron por no hablar acerca de ello ya que tenían miedo de hacerlo por temor a ser asesinados. Ello debido a que por esa época más de 50 periodistas habían sido objetos de 'aniquilamientos selectivos' por parte de los terroristas, al ser considerados informantes de la policía. Pero los periodistas no fueron ni por asomo sus únicas víctimas. Por cierto, llama la atención que Guzmán eligiera a 'Gonzalo' como su nombre de guerra, en homenaje a Gonzalo Pizarro - el hermano de Francisco, quien conquistó a los incas - que se rebelo contra el rey de España intentando independizar estas tierras y proclamarse soberano, aunque perdió la vida en el intento. Este nombre proviene de la antigua palabra alemana para 'guerrear', pero su 'pensamiento Gonzalo' nunca se elevó por encima de los tediosos y abstractos ataques al capitalismo que eran un galimatías para los campesinos analfabetos de las montañas que él insistía en liberar (‘¡Que el equilibrio estratégico sacuda al país!'). O eso, o se ungía en himnos sentimentales como: 'La sangre del pueblo tiene un rico perfume, huele a jazmines, violetas, geranios y margaritas'. Parte de este lenguaje enrevesado es un calco y copa del utilizado por Mao y es lógico que así como Guzmán tomo su ideología y su iconografía utilizada en su propaganda, también hiciera uso de lo demás. Lamentablemente también ha infectado la narrativa de Orin Starn y Miguel La Serna, un antropólogo de la Universidad de Duke y un historiador de la Universidad de Carolina del Norte, quienes decidieron escribir un libro sobre Sendero, pero a pesar de sus credenciales estadounidenses de primer nivel, delatan en su obra una ignorancia que se refleja en su despliegue casual de clichés que no vienen al caso. Aparte del estilo, hay omisiones sorprendentes para una historia que ha tardado ‘más de cinco décadas’ en completarse tal como reseñan. Insistieron sobre la trascendencia de la primera senderista, Edith Lagos, muerta a tiros en un enfrentamiento con la policía y convertida por su juventud en un ‘icono’ senderista. También la forma en que Sendero manipuló los mitos andinos, como el del Pishtaco, para sus fines malévolos, y el hecho de que varios de sus líderes se habían formado para el sacerdocio. Pero en ninguna parte de la obra se menciona al oficial del ejército británico, mayor general Richard Clutterbuck, pionero en el estudio de la violencia política, quien en su visita a Lima para brindar a los jefes de policía como el general Antonio Ketin Vidal el beneficio de su experiencia contrainsurgente. Clutterbuck aconsejó a Vidal a no ejecutar a los sospechosos en secreto, como lo habían estado haciendo los militares en Ayacucho, sino a seguirlos como Sherlock Holmes. Fue precisamente Vidal quien junto con los otros jefes de la policía se opuso a que se ejecutara sumariamente a Guzmán y su cúpula senderista tras ser capturados en 1992, según exigencias del siniestro asesor de Kenyo Fujimori - Vladimiro Montesinos - y los jefes de las FF.AA. Si bien Vidal se impuso evitando ese desenlace, al final tanto él como todos aquellos que participaron en la captura de Gonzalo, cayeron en desgracia del régimen. Más valiosas en el libro son las secciones dedicadas a la primera esposa de Guzmán, Augusta La Torre, o la camarada Norah. Sin su energico llamado a la acción, Guzmán probablemente habría seguido siendo un teórico reservado y provinciano. Augusta, hija un hacendado local, al parecer se ahorcó en 1988, por razones que aún no están claras, aunque su madre declaró en el 2016 que fue asesinada por otra destacada senderista, Elena Iparraguirre, quien como la camarada Miriam, se convirtió en la segunda esposa de Guzmán y en la número 2 del movimiento. Llama la atención además, que Guzmán fue un 'fantasma' para los indios quechuaparlantes que decía representar, ya que no pisó los Andes desde el inicio de sus acciones terroristas. Por el contrario, se escondía en casas de barrios de clase media en Lima, desde las cuales dirigía sus operaciones. Pero a diferencia de Pablo Escobar, Butch Cassidy o Che Guevara, Guzmán fue capturado sin derramar 'ni una gota de sangre' cual una mansa paloma en 1992. Esto fue posible gracias al general Ketin Vidal, quien tras un largo seguimiento, capturo personalmente a ‘la cuarta espada del marxismo-leninismo-maoísmo mundial' sentado cómodamente en un sillón de cuero viendo despreocupadamente la televisión. Al ser detenido, Vidal le dijo: ‘Debes saber que en la vida uno gana y uno pierde y esta vez, señor, ha perdido’. Guzmán se puso de pie y señaló su frente con el dedo y respondió desafiante ‘Puedes matar a un hombre, pero nunca puedes matar a esto’. Hablaba del pensamiento Gonzalo. Y lamentablemente tenía razón, Condenado a Cadena perpetua y recluido en la Base Naval del Callao, desde aquel entonces no recibió visitas en su celda, excepto una vez al año su esposa y una visita semanal de su abogado, Alfredo Crespo. En todo ese tiempo que estuvo recluido en prisión, Guzmán nunca pudo ser entrevistado. En mi última visita a Lima, Crespo se ofreció a hacerle una pregunta mía. Había esperado más de 25 años para esto, mi primera comunicación directa con la divinidad. ¿Qué podría preguntar? Crespo me había dicho que Guzmán leía a William Shakespeare todas las noches. Le dije a Crespo lo que quería saber, quien esa noche se reunió con Guzmán. A la mañana siguiente, desayunamos. 'Le hice su pregunta al Dr. Abimael: ¿cuál es la obra de Shakespeare que más le gusta?’ y me respondió: ‘Ricardo III, seguido por Macbeth’. Vaya ironía. Ambas obras tratan sobre la traición, la usurpación y el vacío del poder” puntualiza Nicholas Shakespeare. Por último, cabe recalcar que a pesar que Guzmán ya se encuentra en los infiernos, su demencial pensamiento continúa vivo e individuos despreciables como Castillo pretenden ponerlo en práctica. No hay que permitirlo. Abimael murió, pero Sendero no. Volviendo a nuestra historia, con el pensamiento Gonzalo, Abimael ya tenía la ideología y ahora era necesario ponerlo en práctica, valiéndose de hordas asesinas para lograrlo y de los cuales nos ocuparemos a continuación (Próximo capítulo: “El ejército guerrillero popular”) :(

sábado, 18 de junio de 2022

PERÚ: El mito de la Constitución

Como sabéis, el cambio de Constitución es la peor mentira que ha difundido insistentemente el régimen filosenderista que (des)gobierna al país andino con el ánimo de engañar a los peruanos, haciéndoles creer falazmente que una nueva Carta Magna solucionará ‘mágicamente’ todos sus problemas como por encanto, lo cual no es cierto. Estamos viendo que ese empeño está fracasando ante la reacción de grandes sectores de la sociedad, que se han dado que cuenta que una Constitución por sí misma no opera milagros, pero que si está mal enfocada - como pretenden redactarla Castillo y su banda delincuencial - generaría no solo un inmenso daño económico sino también la destrucción del Perú. Cabe precisar que el concepto de Constitución es un invento reciente en la historia humana. Esta se dio por primera vez en Inglaterra del siglo XVII para combatir el poder absoluto de los reyes. La constitución inglesa por ejemplo, ni siquiera es un documento único y así permanece hasta hoy. Está compuesta por un conjunto de leyes de especial relevancia, a la cual le agregaron ciertas costumbres a partir de la Carta Magna, y algunas “convenciones”, que son valores respetados universalmente. Si bien la Constitución inglesa ha evolucionado desde entonces, se mantiene dentro del concepto de un monarca que “reina pero no gobierna”. Esta idea pasó a los EEUU. Luego de su independencia del dominio inglés, que dio origen a una Constitución escrita aprobada formalmente en 1787 por una asamblea legislativa de origen popular, posteriormente ratificada por los Estados integrantes de la Unión. Al poco tiempo tal concepto fue adoptado por la Resolución Francesa como un instrumento de garantía de los derechos del pueblo frente al poder del monarca absoluto y se extendió al resto de Europa por esa misma razón. De ahí pasó a la América Latina y de esa forma todos los países recién independizados de España adoptaron una constitución que los definiera “como países libres y soberanos” al menos nominalmente. En el siglo XX el concepto de la Constitución se universalizó y fue adoptado por todas las naciones del mundo para definir su estructura soberana, así como los derechos y las obligaciones de sus ciudadanos. La Carta Magna por lo tanto, se limita a definir la forma de gobierno y la estructura del Estado, los derechos fundamentales de la ciudadanía y, además, en muchos casos como ocurre con el Perú, el régimen económico del país. La Constitución – reiteramos - no produce milagros pero sí puede señalar el rumbo correcto sobre su estructura económica, política y social. Una constitución estable como la norteamericana facilita el desarrollo del país y por eso los EE.UU. a lo largo de la historia sólo ha tenido tiene una con escasas 27 enmiendas en un periodo de cerca de 250 años. En el Perú no obstante, el régimen intenta llevar a cabo un Referéndum para elegir una Asamblea Constituyente que redacte una nueva Constitución que reemplace a la de 1993. Ello con el agregado que tal Asamblea - ilegal e inconstitucional por donde se le mire - no será elegida con el voto ciudadano, sino que estará compuesta por un 40 % de organizaciones afines a Sendero Luminoso, 30% de “candidatos independientes” que sean afines al oficialismo, 26 % de “pueblos indígenas” y 4% de “afroperuanos”, todos ellos, repetimos, elegidos a dedo y con la misma ideología política. Observamos con ello que Castillo y su secuaz Vladimir Cerrón - quien es quien realmente manda en el país - buscan imponer “el modelo comunista” que se aplica en Cuba, Venezuela y Corea del Norte, a cuyos sátrapas pretenden imitar, esto es, eternizarse en el poder a toda costa, imponiendo además “su república popular de nueva democracia” siguiendo las enseñanzas de su idolatrado líder Abimael Guzmán Reynoso, aquel despreciable genocida que era cabecilla de Sendero Luminoso y quien murió en prisión (al cual había sido condenado a Cadena Perpetua por la monstruosidad de sus crímenes en 1992) sin poder llegar a ser indultado “humanitariamente”, ya que la muerte se lo llevo a los infiernos un día antes de que se fuera puesto en libertad. En cuanto a esa absurda Asamblea Constituyente está claro además que es la negación de la democracia al buscar establecer una sangrienta dictadura comunista. Se trata, por consiguiente, de otro burdo engaño de ese analfabeto de Castillo ante su impotencia e incapacidad para gobernar el país, conduciéndolo sin frenos hacia el abismo. Si bien el Congreso rechazo ese infame proyecto enviándolo al archivo por su carácter antidemocrático, ese oscuro individuo insiste en ello, mas aun cuando se acerca la elección de una nueva Mesa Directiva, donde con el apoyo de los “niños” de Acción Popular y los “topos” de APP, intentara tomar el control del Legislativo para hacer realidad su deseo, desesperado sin duda alguna por nuevas revelaciones que lo implican en sonados casos de corrupción que terminaran por enviarlo a prisión tanto a ese sujeto como a los integrantes de esa gavilla delincuencial de Perú Libre que usurpan el poder. Como sabéis, el cambio de constitución es el pretexto que muchas dictaduras en América Latina han utilizado para eternizarse en el poder. Bajo esa lógica debemos repetir que la constitución inglesa es la primera en la historia contemporánea y que como las de su tiempo, era consuetudinaria sin constar en un solo documento. El ejemplo cundió y pasó a los EE.UU. en forma escrita, de muy pocos artículos, cinco en total, en realidad eran secciones algo más largas y que se aprobó con diez enmiendas iníciales, los llamados Bill of Rights, un decálogo de derechos básicos. Esa constitución rige hasta ahora con 27 enmiendas, lo que demuestra que EE.UU. a pesar de todos sus defectos en otro aspectos que se le puede atribuir, es una nación estable constitucionalmente, donde su texto ha ido variando en su interpretación conforme a los sucesivos fallos de la Corte Suprema y a nadie en su sano juicio se le ha ocurrido que se redacte otra. Basta con la que tienen y nada más. Y así debería ser en todas partes. Lamentablemente ese ejemplo tampoco cundió en Europa, donde Francia es quizás el ejemplo más significativo. Desde la Revolución de 1789 hasta 1871, tuvo más de diez, cinco republicanas y cuatro monárquicas. A partir de 1871 por lo menos tres constituciones republicanas, la última de las cuales, la de 1958 rige hoy con algunas modificaciones. Su vecino germánico, por lo menos cuatro, la imperial, la republicana de Weimar, la nacionalsocialista que cabe destacar, nunca se adoptó formalmente pero que rigió en los hechos y la actual de la república federal, que permitió su reunificación en 1990. Más al este, Rusia como Unión Soviética tuvo por lo menos tres y desde 1991 tras el derrocamiento de la dictadura comunista por lo menos una, que ha permitido al presidente Vladimir Putin restaurar a su país el status de gran potencia. En el resto de Europa tenemos el caso de Italia, con dos, España con más de media docena, Portugal con igual número, Suiza con dos, Austria quizás con tres, Hungría algo parecido, las monarquías del Benelux posiblemente una, la escandinavas dos a tres y Grecia tres a cuatro. En el Medio Oriente, las corruptas petromonarquías árabes no responden al concepto occidental de la Constitución y se basan en el Corán para gobernar, convirtiéndose de hecho en teocracias autoritarias, donde la religión de Mahoma - el profeta desnudo del Islam - está por encima de todo y deben regirse estrictamente de acuerdo a ella. En Irán tenemos un ejemplo parecido, al igual que Pakistán. Solo la India tiene una Constitución democrática de la década del sesenta del siglo XX. China ha tenido por los menos dos desde 1949, cuando los comunistas de Mao Tse Tung capturo el poder tras una larga y sangrienta guerra civil. En Corea del Norte una satrapía dinástica que con mano de hierro gobierna ese país desde su independencia, ha redactado varias, cada una más opresiva que la otra. Corea del Sur que ha evolucionado en un sentido democrático ha tenido los suyos. En el Japón básicamente dos, la actual que modificó la original del imperio durante la ocupación estadounidense en 1945 y que rige hasta ahora. En el resto del Asia Pacífico existe una variedad de constituciones según la evolución democrática de cada país considerado individualmente. Como podéis suponer, en África estas han sido incontables ya que cada dictador de ébano ha querido tener el suyo pero solo tuvieron vigencia durante el tiempo que pudieron atenazarse al poder y una vez asesinados, el sátrapa que lo sucede redacta el suyo. Y así ad infinitum. Eso nos deja al final con América Latina, que se caracteriza por su gran inestabilidad constitucional, reflejo de caos político en la cual se desenvuelve y que es una de las causas de su relativo retraso. En relación al Perú, no se puede permitir que Castillo y su banda criminal se salgan con la suya y hay que evitar a como dé lugar que sus disparatados planes se hagan realidad algún día... Fuera Castillo, Fuera Ya :)

martes, 14 de junio de 2022

FÚTBOL PERUANO: La vergüenza de una Nación

Venga ya, y como era de imaginar, el país andino volvió a hacer el ridículo a nivel mundial, por obra y gracia del analfabeto de Pedro Castillo, el cual desesperado por las graves acusaciones de corrupción que más temprano que tarde terminaran por llevarlo a la cárcel, busco un balón de oxígeno para su régimen filosenderista y creyó encontrarlo en el deporte, decretando irresponsablemente como “feriado” el día lunes, con el pretexto de que los peruanos pudieran apreciar un partido de futbol, como si ello solucionaría los graves problemas económicos y sociales que los afligen, producto de la improvisación, incompetencia e incapacidad de esa banda delincuencial que usurpa el poder, pero al final de nada le valió, porque la selección peruana - fiel a su “estilo” - fue vapuleada por la australiana, quien con toda justicia clasifico al mundial que se celebrara en Qatar en noviembre. Un equipo mediocre como el peruano, que se atrevió a mirar por encima del hombro a su adversario (creyéndose “favorito” para clasificar al mundial “por segunda vez consecutiva”, cuando lo cierto es que su participación en Rusia 2018 se debió únicamente a los tres puntos regalados por Bolivia y no ganados en el campo de juego como debió haber sido), despertó a su triste realidad tras el lanzamiento de los penales, a los cuales llegaron tras mostrarse impotentes en los 120 minutos del partido, fracasando en su intento gracias a la actuación del meta australiano Andrew Redmayne, quien realizó una histriónica actuación en el arco, desconcentrando a los peruanos. No saben cómo me he reído al verlo y más aun cuando los socceroos lograron su objetivo de clasificar. Si bien el futbol peruano no me interesa, solamente vi los minutos finales del encuentro y con lo poco que observe sabía que no iban a ganar el partido, tal como efectivamente ocurrió. Y pensar que al conocer que iban a enfrentar a Australia, ya se creían clasificados aun antes de jugar y se dice que muchos apostaron fuertes sumas de dinero... para perderlo todo al final. Y es que cuando la soberbia es grande, la caída es más dolorosa. Se acabó la fantasía, se acabó el circo mundialista, ya no podrán seguir viviendo más del cuento, ni mas cortinas de humo para desviar la atención pública, intentando tapar con ello no solo la dramática situación que vive actualmente el país, sino también el futbol peruano, con una deficiente estructura en estadios e instalaciones deportivas, con equipos “profesionales” de ínfima categoría que son goleados una y otra vez de la forma más vergonzosa en torneos internacionales. Vamos, quítense de una vez la venda de los ojos, su futbol está en la última lona de la cual nunca se va a levantar sino hacen cambios profundos en su organización, y con los actuales dirigentes que tienen - que al igual que Castillo están en problemas con la justicia - ello nunca sucederá. Y en cuanto a los aficionados, que me imagino, deben estar dolidos por este rotundo fracaso de su selección, deben ser los primeros en exigir una verdadera renovación en el futbol, echando en primer lugar a Lozano de la FPF, a Gareca que solo quiere llevarse la pasta a manos llenas y a aquellos jugadores viejos y fracasados que solo se arrastran en el campo, pero que a pesar de ello son llamados una y otra vez a la selección creyéndose intocables únicamente porque son parte de esa “argolla” que tanto daño le hace al futbol. De seguro los peruanos ante este sonado fracaso buscaran a un “chivo expiatorio” con el cual desquitarse de esta nueva humillación y lo encontrarán en Palacio de Gobierno. Vayan a por el :)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.