TV EN VIVO

sábado, 28 de febrero de 2015

VENEZUELA: Juntos con la Revolución

Esta semana nuestra atención se dirige a Venezuela donde ha quedado al descubierto una conjura golpista patrocinada por los EE.UU. con el objetivo de derrocar a la Revolución. En efecto, los días 11 y 12 de febrero pasados fue desbaratado por los órganos de seguridad bolivarianos un plan golpista denominado “Operación Jericó”. Entre los objetivos contemplados estaban el bombardeo del Palacio de Miraflores, el Ministerio de Defensa, Venezolana de Televisión y Telesur. Los principales implicados en la conspiración fueron detenidos, entre ellos militares retirados y en activo. Sus declaraciones confesando sus delitos y la investigación de los hechos condujeron días después al arresto y encausamiento de Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas, el prototipo del político sin escrúpulos del viejo partido Acción Democrática y que al igual que el cabecilla golpista y conocido agente de la CIA Leopoldo López (detenido hace un año cuando hizo un llamamiento a “adelantar la salida del gobierno”mediante la violencia luego de recibir instrucciones desde Miami) fue partícipe del derrotado golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez en el 2002, cuando ambos se beneficiaron de una generosa amnistía. De modo que sus actividades golpistas los convierten en reincidentes y merecedores por ello de la máxima sanción. Asimismo, López fue el responsable del desencadenamiento de un plan desestabilizador en el 2014 que se inició con protestas estudiantiles de universidades privadas y rápidamente tomó un cariz de extrema violencia, a cargo de mercenarios, incluyendo paramilitares colombianos, entre ellos francotiradores quienes con sus disparos ocasionaron la muerte de 43 personas, entre ellas militantes del gobierno y miembros de los cuerpos de seguridad. Tras el fracaso de esa intentona golpista, López fue detenido y actualmente está siendo enjuiciado por sus crímenes. Pero la derecha fascista no se iba a quedar cruzada de brazos y por orden de Washington, volvieron a lo suyo, es decir a conspirar. Así, mediante el sabotaje económico (produciendo menos en sus empresas una serie de diversos productos de consumo para generar una escasez artificial y el consiguiente malestar de la población, tal como sucedió en Chile durante el gobierno de Salvador Allende y en Perú con el régimen de Velasco Alvarado) y contando con la ayuda de los medios de comunicación para su infame campaña mediática contra el gobierno, prepararon el escenario para intentar dar un sangriento golpe de Estado al estilo chileno, pero fracasaron nuevamente en su intento. Como sabéis, en la prensa estadounidense se habla mucho de lo que está ocurriendo con la economía venezolana, pero la mayor parte de esta información es totalmente distorsionada ya que se utiliza para justificar cualquier acción contra el Gobierno del señor Maduro. Aunque se nieguen a reconocerlo, Venezuela es una democracia, pero uno no lo sabrá si únicamente lee la prensa estadounidense o mira sus cadenas de televisión, que se encuentran en manos de lobbies judíos. Cuando hablan de Venezuela y su Gobierno, lo hacen siempre de una manera despectiva, como con todos aquellos que no están subordinados o son favorables a sus intereses. Y ni que decir de la prensa española y latinoamericana, siempre serviles a Washington y que publican lo que su amo les ordena. Nicolás Maduro llegó al poder en un periodo difícil para su país y fue elegido presidente en unas elecciones legítimas y transparentes, ya que contempló la presencia en los comicios de centenares de observadores internacionales, algo que no pasa por ejemplo en los EE.UU. donde el Criminal de Guerra George W. Bush le robo el triunfo a Al Gore en las elecciones del año 2000. Venezuela hasta antes de la llegada de Chávez al poder, estaba subordinada completamente a los intereses de Washington, pero todo aquello cambió con el ascenso del chavismo en 1999, convirtiéndose desde entonces en enemigos. Así, aquella vieja élite y sus partidos tradicionales (adecos y copeyanos) que se creían dueños eternos del país, de la noche a la mañana fueron arrojados a patadas del poder y pasaron a la oposición, conspirando desde el primer momento contra la naciente revolución, logrando derrocar brevemente al líder bolivariano en el 2002. Sin embargo, a las pocas horas fue derrotada por un espontáneo levantamiento popular que restituyo a Hugo Chávez, y no les quedo más camino que huir a Miami. Desde entonces, la oposición continua existiendo, como siempre apoyada por el gobierno estadounidense y sus agencias como la USAID o National Endowment for Democracy, que son las dos fuentes principales de financiación para los golpistas en Venezuela. El golpismo se intensificó sobre todo a partir de la elección de Nicolás Maduro en abril del 2013. Washington y las oligarquías decidieron a echar toda la carne al asador para destruir a la Revolución Bolivariana, aprovechando la muerte de su líder histórico. Desde ese momento la violencia brota periódicamente con el telón de fondo de una colosal campaña mediática internacional de descrédito contra el gobierno bolivariano.Washington utiliza también a fundaciones como el Instituto Nacional Demócrata y el Instituto Nacional Republicano o solicita la colaboración de impresentables sujetos como el conocido narcotraficante colombiano Álvaro Uribe y otros elementos de la misma calaña como Sebastián Piñera, Andrés Pastrana o Felipe Calderón para encubrir sus afanes golpistas. El propósito de todo - si no tuvieran éxito a corto plazo - es crear una situación de angustia y disgusto en el pueblo venezolano que propicie la pérdida de la mayoría parlamentaria por el chavismo en las elecciones de este año y así crear un clima de anarquía e ingobernabilidad en Venezuela. Pero cuantas más amenazas hay en contra de la Revolución Bolivariana, más fuerte se vuelve esta. No al putsch fascista. El golpismo no pasará :)  

jueves, 26 de febrero de 2015

VISA PLATINUM: Donde quieras estar

Desde hace unas semanas Visa transmite en televisión abierta, televisión por cable y medios digitales, la historia de un hombre, Pablo, que aprende a utilizar el 100% de su cerebro, y por lo tanto se hace amigo de un delfín en un acuario (los delfines son los únicos mamíferos que sí utilizan el 100% de su cerebro). Pablo aprende acerca de los beneficios de su tarjeta Visa Platinum y la utiliza al máximo, lo que le permite liberar a su amigo embarcarse en un viaje con él (y todo teniendo como fondo a un clásico de Boston, titulado “More than A Feeling”) Son tres episodios en los que se ahonda en la experiencia de Pablo y el delfín disfrutando de los beneficios de la tarjeta. “Lo que buscamos con esta campaña es lograr posicionar no sólo a Visa como la tarjeta preferida entre los consumidores afluentes, sino dar a conocer a todos nuestros consumidores cuáles son los beneficios que tienen cuando utilizan su tarjeta. La campaña está basada en un insight consistente en la región, y es que los consumidores siempre están buscando más beneficios al hacer una compra, pero no los conocen”, dijo a P&M Miren Vicente, directora de mercadeo para Latinoamérica de Visa. Por su parte, Ricardo Tafur, director de productos afluentes para Latinoamérica de la compañía, señaló que la clase media alta, en términos prácticos es el segmento que ha tenido mayor incremento de consumo, “y a nivel de banco han estado expuestos a mayor oferta de productos financieros, como préstamos personales, créditos hipotecarios, préstamos para automóvil etc. A nivel de tarjeta de crédito hemos encontrado la oportunidad de salir del negocio de commodities. Queremos llevar el producto adecuado al consumidor adecuado, y con el mensaje adecuado con esta campaña”. Los ejecutivos explicaron que esta campaña pretende evidenciar cómo el producto puede garantizar servicio, protección y estilo de vida :)

martes, 24 de febrero de 2015

UNA PASION POR EL ARTE: Los tesoros del Museo de Osma detallados en un catalogo de lujo

Se trata de una publicación que cuenta la historia de la casona donde funciona el museo barranquino y hace un extenso recorrido por sus diferentes ambientes mostrando sus joyas guardadas celosamente. Como sabéis, el Museo Pedro de Osma, signado con el número 421 en la avenida barranquina que lleva el nombre de este ilustre filántropo, reúne la mayor cantidad de piezas de arte del virreinato. Ocupa el palacete afrancesado que construyera a principios del siglo XX don Pedro de Osma y Pardo. El autor de esta obra arquitectónica fue el ingeniero y arquitecto Santiago Basurco, responsable también de la construcción del pabellón de Medicina de San Fernando de la Universidad de San Marcos. En el 2008, el historiador Jaime Mariaza ejecutó la reorganización de este centro museográfico para hacerlo más accesible al público. A lo que se suma la reciente edición del libro Museo Pedro de Osma. Esta publicación ha sido posible gracias a un gran equipo. La fundación Pedro y Angélica de Osma, la Société Générale y Annick Benavides –la nueva directora–, entre otros colaboradores. El libro narra la historia de la casona y del museo. Abre las puertas de la colección, trazando un recorrido, con una detallada explicación, de las diferentes escuelas pictóricas a las que pertenecen los cuadros. Continúa la sala de las advocaciones marianas, donde se hallan bellas madonas de firma extranjera como las de Bernardo Bitti, Mateo Pérez de Alessio, Angelino Medoro y nuestras entrañables Mamachas, así la de Belén, de la Leche, de los Sastres, del Rosario de Pomata que, según Annick Benavides, es un ejemplo de sincretismo por su ornamentación y presentación. Luego se llega a la sala de los arcángeles arcabuceros, representación del dios andino del rayo, illapa. Los acompañan santas rosas, todas realizadas en el Cuzco. Entre estas joyas pictóricas se contemplan los cuadros del Corpus Cuzqueño, donde por vez primera se retrata al llamado Señor de los Temblores, el matrimonio mixto de la descendencia inca con la familia Loyola y Borja, entre otros. El broche de oro es la sala donde se exhiben la platería y textiles. Como apéndice, se presentan los retratos a reyes, ejecutados por artistas nativos, asi como también los magníficos muebles coloniales y los tallados en piedra de Huamanga .Hacia la década de 1940, don Pedro de Osma Gildemeister, hijo del fundador del diario La Prensa, empezó a coleccionar diversas piezas de arte, trabajos de alarifes indígenas, artesanos mestizos, talladores, pintores nacidos en el territorio del virreinato peruano. La belleza de esas piezas, el deseo de perennizar estas creaciones y de guardarlas para el país (muchas fueron llevadas al extranjero) promovieron en Osma una pasión que terminó convirtiéndose en algo más duradero: la creación de un museo. Fueron muchos los altibajos que debió afrontar esta institución, pero gracias al esfuerzo de la familia Osma, especialmente de Felipe de Osma Elías, presidente de la fundación, se pudo reconstituir el museo para continuar exhibiendo sus joyas :)

WEATHER BUG

Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.