TV EN VIVO

sábado, 25 de octubre de 2014

PERÚ: Un circo político que pone en riesgo la Democracia

Estos días somos testigos de una campaña desestabilizadora por parte de la mafia criminal aprofujimorista en el Congreso de la República, de la mano de la prensa basura, quienes mediante una sucia maniobra mediática pretenden implicar a la pareja presidencial en una serie de actos ilícitos, y se valen para ello de la palabra de prontuariados como Oscar López Meneses , como si lo dicho por este impresentable sujeto – quien por cierto tiene profundas conexiones con el APRA y fue asesor de la bancada fujimorista  -  tuviera valor alguno. En efecto, pareciera que la temporada circense se ha abierto en la sede del Legislativo, donde no hay día en que sus integrantes hagan de las suyas con total desparpajo, presentándose  grotescamente como implacables “moralizadores” como si ellos no tuvieran cuentas pendientes con la justicia. Y el dueño del circo es precisamente dicho operador fujimorista protegido y favorecido por la comisión que lo “investiga”. Como sabéis, el trabajo  de la comisión que el Congreso designó en diciembre pasado encargada, como su nombre lo indica, era el de verificar los vínculos de Óscar López Meneses con el Estado y la existencia de otros grupos mafiosos que perturban el funcionamiento de las instituciones, sin embargo, esta comisión ha experimentado un giro radical convirtiéndose en una  caja de resonancia del “investigado” en tanto que varios de sus integrantes repiten los argumentos de este, un insólito juego en pared que ha terminado por viciar las actividades de este grupo de trabajo. En el extremo de este comportamiento vergonzoso, las declaraciones  de ese delincuente son idénticas a las del presidente de la comisión  - otro rabioso fujimorista como el - y a las de otros integrantes de dicha comisión, quienes  se han quitado la careta y persiguen un mismo propósito: forzar la vinculación entre el mafioso y el presidente Ollanta Humala y de ese modo cambiar la lógica de la indagación, es decir, transformarla en un proceso político dirigido contra el jefe del Estado. El infame juego transcurre así con alevoso descaro. Un grupo que debiera desentrañar las operaciones mafiosas de López Meneses lo ha liberado de su principal condición, la de un operador fujimorista que se infiltró repetidamente en las instituciones castrenses y en la policía. En la nueva figura a la que ha migrado la comisión, la organización al mando de López Meneses ha dejado de ser lo más importante y el trato brindado por el grupo de trabajo al “investigado” es de  un escandaloso privilegio. Sus miembros aceptaron sospechosamente sus desplantes y en cambio se prestaron a repetir las burdas  informaciones que este mafioso  ha brindado fuera de la sede parlamentaria. Asimismo, la comisión ha renunciado a actuar las evidencias, a corroborar los datos y detalles, y a estudiar el modus operandi del grupo en cuestión. Los legisladores que recibieron el encargo del Congreso han dejado de funcionar como una comisión; esta existe fundamentalmente en los medios en un frenesí de revelaciones, anuncios de noticias y de destapes. Y es que el afán enfermizo de su presidente por la exposición pública ha trastocado los principios que rigen cualquier investigación, deviniendo en adelanto de opinión, especialmente la que se orienta a liberar de responsabilidad a López Meneses. De la mano, la mafia criminal aprofujimorista vuelve a ser una sola voz y acción. A la larga los principales beneficiados de este proceder serán todos aquellos comprometidos con las acciones dolosas que motivaron la formación del grupo de trabajo.  Las actividades de López Meneses deben ser investigadas con solvencia. Si la indagación se realizaría con la probidad del caso, cabe la posibilidad de que se encuentren vínculos de este grupo oscuro con altos funcionarios del Estado. De hecho ninguna hipótesis puede ser descartada; no obstante, por esa misma razón no se puede adelantar acusaciones sin evidencias como lo han hecho miembros de la comisión. Ahora es evidente, por ejemplo, que el pedido de comparecencia del Presidente de la República no fue imparcial y que tenía un fin predeterminado. Este espectáculo cómplice entre investigadores  y el  “investigado” debe cesar y el Congreso como institución debería poner los ojos en estos enjuagues vergonzosos y producir los cambios necesarios, uno de ellos apartar de sus funciones al presidente del grupo de trabajo. El Parlamento tiene la obligación de recuperar el mandato inicial, es decir, llevar adelante una operación contra la mafia enquistada en las instituciones del Estado desde la dictadura fujimorista,  y no puede ser que siga al frente un defensor de aquel régimen homicida. Por si fuera poco, ahora ha salido otro folklórico integrante de la mafia como el aprista Víctor Chanduví - con el apoyo de legisladores del fujimorismo -  para pedir nada menos que la vacancia del Presidente Humala “por incapacidad moral” valiéndose de documentos con firmas falsificadas para lograr su cometido, pintándose de cuerpo entero en su respaldo a la intentona golpista. No es de extrañar por ello la denuncia formulada por el congresista nacionalista Daniel Abugattas en el sentido que la mafia está buscando perpetrar un golpe de Estado: “Es sospechoso el afán desestabilizador de esta gente el cual se da cuando hay un cúmulo de investigaciones muy serias que los afectan gravemente. Hay investigaciones muy serias contra todos ellos, como el de Alan García y los narcoindultos. Están las pesquisas contra los hermanos de Javier Velásquez Quesquén. Están los apristas vinculados con el caso de Rodolfo Orellana. El caso de la congresista aprista Luciana León, Están las millonarias “donaciones” de Keiko Fujimori con el narcotráfico, a través del Clan de los Sánchez Paredes. Hay graves delitos en los cuales varios integrantes de la bancada fujimorista están involucrados y  no quieren que se investigue”, detalló. Con su comportamiento obstruccionista y dirigido a desviar la atención publica para que no se hable de sus delitos, la mafia está buscando las condiciones para que se produzca un Golpe de Estado y si con ello creen que así van a lograr regresar al poder, se van a llevar una desagradable sorpresa :)
Caricatura: La República

jueves, 23 de octubre de 2014

¡DUPLICA TUS RECARGAS CON CLARO Y CASINO!: Full sensación, full conexión

No dejes de participar en esta nueva promoción que te traen Claro y Casino, y es solo por pocos días. En efecto, desde el 15 de octubre al 30 de noviembre, Casino duplica tus claro recargas en soles comprando una galleta Casino en cualquiera de sus presentaciones y podrás utilizar este saldo dentro de los 3 días siguientes. Sólo encuentra en el interior del empaque el sticker con el código de la promoción y envía un SMS gratuito al 4848 desde tu móvil Claro. Además descarga gratuitamente uno de los ringtones o imágenes de la promoción (las cuales podrán ser descargadas hasta el 15.12.2014 accediendo al enlace que aparece al final de la nota, solo a través de la línea celular Prepago de la promoción desde la que se envió el SMS al 4848). Recuerda que los pasos para acceder a la promoción es muy simple: 1.-Encuentra el sticker dentro del empaque de Casino; 2.- Envía el código del sticker al 4848 desee tu Claro prepago; 3.- Recibe un SMS con la confirmación; 4.-Recarga tu Claro prepago y duplica para llamar o enviar SMS a cualquier destino nacional.¡Todos los códigos ganan! Mayor información en: http://bit.ly/PromoCasinoClaro

martes, 21 de octubre de 2014

EL SEÑOR DE LOS MILAGROS: Un fanatismo que raya en lo absurdo

La denominada procesión del Señor de los Milagros  es una muestra de la nefasta influencia que  en pleno siglo XXI aun ejerce en este país de pandereta la decadente y corrupta  Iglesia Católica – protector de genocidas y encubridor de curas pederastas -  sobre gran parte de los peruanos, quienes creen que esa imagen solucionara por arte de “magia” todos sus problemas. Es patético por eso ver cada año,  generalmente durante el mes de octubre,  a miles de ellos acompañando  lentamente a esa tela pintada, que es cargada en unas andas por las estrechas y caóticas calles de Lima.  Si bien cada vez son menos sus seguidores, no deja de ser repulsivo ver esa muestra de idolatría. Lo grotesco de todo es que sin saberlo, a quien en realidad están adorando  no es a ese imaginario Cristo  en la cruz, sino a una ancestral deidad prehispánica  - Pachacámac -  considerado según la mitología Inca,  como el creador del Universo y señor de los temblores y terremotos.  En efecto, con la llegada de los españoles a estas tierras en el Siglo XVI, vinieron junto con ellos cual plaga de langostas,  los sacerdotes, quienes iniciaron una “guerra a la idolatría” destruyendo miles de templos e imágenes “paganas”, sustituyéndolos por las “cristianas”, levantando  mayormente sus iglesias sobre los antiguos centros de adoración indígenas. Eso sucedió en Lima por ejemplo, donde la Catedral fue construida sobre los cimientos de un gran templo piramidal, en la creencia  de que “los indios vendrían de ahora en adelante a  adorar al Dios verdadero en un antiguo lugar pagano” dicen los cronistas. Lo que no previeron es que si bien los nativos adoptaron rápidamente  la religión  “cristiana” lo hicieron para seguir adorando a sus dioses ancestrales, metamorfoseados en santos y vírgenes. Es el llamado sincretismo, que también se dio en otros lugares de América como Méjico, donde su Virgen de Guadalupe es en realidad la deidad azteca Tonatzin. Se dicen “cristianos”, pero son paganos de corazón. En relación a esa imagen que ilustra nuestra nota, tuvieron que inventar una historia por lo demás  disparatada y que no resiste el menor análisis. Esta se remonta a la época colonial, en el siglo XVII cuando un esclavo africano dibujó a un Cristo negro en una pared de su choza en la plantación de Pachacamilla, en las afueras de Lima. La imagen permaneció en la pared, “a pesar de los diversos intentos de las autoridades que hicieron por borrarla” A mi con ese cuento. Su “fama” por así decirlo, nace como producto de un terremoto ocurrido en 1746, en el cual el muro no se derrumbo, a diferencia de las paredes circundantes que se vinieron abajo. Como resultado de este hecho fortuito y que nada tiene de “milagroso”, nació una  adoración a dicha imagen, hasta convertirse en la más “venerada” de la ciudad. Lo que no dicen en su leyenda es que el Cristo que adoran  actualmente, no es el mismo de la pared, ya que se trata de otro similar pintado sobre una tela, que es que llevan en procesión. De otro lado, durante esa festividad, es habitual ver a quienes lo celebran vestidos con hábitos morados, llevando cirios, cantando himnos y rezando mientras acompañan a la imagen, dejando tras de si  las calles por donde  circulan hechas una inmundicia, debido a la presencia de gran cantidad de vendedores que ofrecen a los asistentes  una serie de platos típicos de esas fechas como son los llamados turrones, anticuchos y picarones, quienes sin reparo alguno comen en plena calle, arrojando los desperdicios a ella. Y esta escena se repite todos los años, sin que las autoridades pongan coto a este triste espectáculo. Lo mas adecuado por ello sería que lo celebren únicamente en el interior de su templo ¿ no os parece? :(
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.