TV EN VIVO

sábado, 15 de abril de 2017

EL VIA CRUCIS DEL FUJIMORISMO: Ni olvido ni perdón

Este breve paréntesis político que son los días de Semana Santa encuentra al fujimorismo en su propio Vía Crucis. El cierra filas de Keiko Fujimori sobre dos movidas parlamentarias cuestionables llega cuando las grietas dentro de la banda delincuencial que tiene secuestrado al Congreso se observan con mayor claridad. Mediante un vídeo, porque no ofrece entrevistas desde hace casi un año, la fracasada candidata defendió el infame proyecto de ley que pretende controlar los medios de comunicación, así como la recomendación de la Comisión de Constitución de eliminar toda mención a orientación sexual e identidad de género en la ley contra los crímenes de odio. Una interpretación posible es la de olvidarse de los discursos de la última campaña y apuntar a la polarización pura y dura. Hay quienes ya dibujan un nuevo fujimorismo a la imagen y semejanza de Donald Trump. El problema viene cuando la polarización también se manifiesta desde el interior de la organización mafiosa, cuando las ambiciones entre los dos hermanos se pone de manifiesto por el deseo expreso de Kenji de tomar el control del movimiento y ser el candidato en las próximas elecciones generales, los cuales todo indica que se realizaran antes de lo previsto, dado la incapacidad manifiesta del conocido lobbysta y Traidor a la Patria Pedro Pablo Kuczynski, cuya ineptitud para conducir el país ha quedado a la vista de todos, dado el (des)gobierno actual. Como sabéis, este antagonismo entre Keiko y Kenji es de antigua data, pero en estos últimos tiempos ha vuelto a florecer con fuerza a tal punto que el ‘engreído’ del sátrapa adopte para ‘diferenciarse’ posiciones antagónicas a de su hermana y el movimiento que aún controla. Por si fuera poco, su padre, el despreciable genocida Kenyo Fujimori - condenado en un proceso ejemplar a 25 años de prisión por Crímenes de Lesa Humanidad - disparó una salva de tuits para conmemorar el cuarto de siglo del autogolpe del 5 de abril. Este miserable ladrón y asesino, que tuvo el cinismo de declarase como el “arquitecto de la democracia moderna” (?) cuando fue quien destruyo precisamente la institucionalidad democrática en 1992, purga su condena tras las rejas y ve con rabia y resentimiento como su hija Keiko (tal como detallamos el pasado 18 de marzo) no hace prácticamente nada para liberarlo de su encierro, cuando muy bien puede hacerlo chantajeando a Kuczynski con vacarlo ya que tiene los votos para hacerlo en el Congreso. Es por ello que esta convencido que quiere que muera tras las rejas no solo para evitar que le arrebate el control del movimiento, sino que nombre a Kenji como su ‘heredero’. Los delirios del genocida de tratar de ‘justificar’ el autogolpe dados a conocer en su cuenta de Twitter, motivó a que las redes sociales se inundaran con una defensa del autogolpe como la que no se veía desde años, con siniestros y esperpénticos personajes como la impresentable Martha Chávez al frente de esos parásitos que defienden lo indefendible y lo que es peor, por un taper ya que la gran mayoría de fujitrolls ni habían nacido en esa aciaga época. Como sabéis, Keiko - la que no trabaja, pero se da la gran vida junto al mantenido de su marido, con dinero de dudoso origen proporcionado entre otros, por el conocido narcotraficante Joaquín Rámirez, ‘financista’ de su movimiento - se pasó años defendiendo la sangrienta dictadura fujimorista, sintiéndose ‘orgullosa’ de los crímenes de su padre. Hoy por razones políticas y de la manera más hipócrita, trata de alejarse de su posición primigenia tratando de hacernos creer que realmente ha ‘cambiado’ pero todos sabemos que ello no es cierto. Nunca lo hizo y nunca lo hará (el vídeo que presentamos al final de la nota es revelador) Entretanto, la última encuesta de Datum presenta un resultado a primera vista ambivalente para Keiko. Un 39% aprueba su desempeño, mientras que el 52% la desaprueba. Pero en realidad los números - siempre en la línea de la misma encuestadora - responden a su promedio del último año, con un bajón el mes pasado (61% de desaprobación, 33% de aprobación) que afectó a toda la clase política, como un efecto rebote del caso Odebrecht. Habría que fijarse en otra encuesta para entender el efecto que puede tener el enfrentamiento abierto con su hermano por el control de la organización mafiosa en estos últimos días. Por su parte, GfK preparó el mes pasado un estudio nacional sobre el fujimorismo en la actualidad. Según su gerente general, Hernán Chaparro, una de las principales motivaciones del estudio fue averiguar sobre la naturaleza del liderazgo dentro del fujimorismo. Ese primer resultado es relevante. Si en enero del 2016, en plena campaña electoral, un 48% consideraba que el encarcelado Kenyo Fujimori era el principal líder de la corriente que lleva su apellido y a su hija, la candidata, le asignaba ese lugar un 42%; hoy los roles se han más que invertido. Keiko es vista como la cabecilla de la banda delincuencial por un 57%, mientras que el padre queda relegado a un 35%. Cuando Kenji es incluido en la ecuación, es el genocida quien se reduce todavía más: Keiko 60%, Alberto 24%, Kenji 9%. No por nada Kenji siempre fue visto en la primera fila del ‘albertismo’, la corriente radical que se presenta como fiel seguidor del ‘legado’ de su padre, a diferencia de Keiko y sus ‘keikistas’ considerados arribistas de última hora y oportunistas de la peor especie. El efecto de los tuits del exdictador, por ende, sería ostensiblemente menor. La “agenda única” de la liberación del padre que le encaraban sus críticos a Keiko Fujimori ya no existe. De hecho, el enfrentamiento familiar tiene de telón de fondo la negativa de la excandidata a insistir en la posibilidad, precisamente tal como lo detallamos líneas arriba porque una vez libre el padre, Keiko tendría mucho que perder. Prefiere que muera en la cárcel y convertirlo en un ‘mártir’ para sacar réditos políticos. Pero el segundo factor especialmente importante en la encuesta es el de la identificación con Fuerza Popular. Un 23% simpatiza con la organización mafiosa, frente al 10% de hace tres años. En un país donde el 49% dice no simpatizar con ningún grupo; Keiko Fujimori debería felicitarse, pero no es así. Chaparro observa que “si alguien se ha ido construyendo como un referente partidario en medio de la orfandad política del país, son ellos, debido a la ignorancia de la gente, que por taper de por medio, son capaces de todo, inclusive apoyando a quienes son un peligro para la democracia” indicó. Un tercer eje es el de los ‘antis’. Una interpretación de las últimas elecciones - como en el 2011 - es que esta la ganó la resistencia al fujimorismo. De allí salieron los 40 mil votos que inclinaron la balanza a favor de Kuczynski y lo hicieron saltar del 21% de los sufragios válidos en primera vuelta, a Palacio de Gobierno. Hoy, apenas un 10% se describe como fujimorista duro y un 20% se considera “simpatizante”. Si es que los ‘antis’ le cerraron el paso nuevamente a Keiko en el 2016, ¿qué efecto puede tener que la hija del genocida salga alineada con algunas de las características más resistidas del fujimorismo? El mal recuerdo de los medios comprados - con el infame proyecto de ley para controlar a la prensa - y el detestable autoritarismo del lumpen de su entorno, demuestra a las claras que es más de lo mismo. A eso se le añade la relativa novedad del ultra conservadurismo. Ni con el cardenal Juan Luis Cipriani de su lado, el genocida abrazó con mucho entusiasmo posiciones demasiado tradicionales. Las formas de su divorcio y la política de esterilizaciones forzadas no parecerían corresponderse con los estrictos valores de muchos de los más ardorosos trolls fujimoristas que hoy se mueven en redes. ¿Está el fujimorismo capturado por el conservadurismo más intransigente? ¿O esa es la polarización que marcará al Perú electoral de los próximos años? Son preguntas que irán encontrando sus respuestas. Pero la impresión de estos días es la de un fujimorismo que pasa por sus estaciones de la cruz. En desorden y con serios problemas de identidad. Muchos analistas afirman que las peleas entre ambos hermanos no son más que una puesta en escena ya que en el fondo son los dos lados de una misma moneda. Quizás tengan razón, pero no deja de ser cierto que la desmesurada ambición mostrada por ambos al final será su perdición, tanto de ellos como de su movimiento, ya que no están dispuestos a ceder en sus posiciones a favor del otro, por lo que una fractura del fujimorismo en un futuro cercano no puede ser descartada. Esperemos que así sea por el bien del Perú :)

jueves, 13 de abril de 2017

CONEJOS DE CHOCOLATE LA IBERICA: Una deliciosa tentación

En estos días de relajo que mejor ocasión para saborear un conejo de chocolate de La Ibérica. Pero, te has hecho la pregunta ¿de dónde viene esa tradición, y por qué suelen estar huecos? Luego de hacer las averiguaciones correspondientes, he aquí su historia. Ante todo es bueno saber que como suele ocurrir con la mayoría de las fiestas “cristianas”, la Pascua tiene sus raíces en la época pagana. Y es que la llegada de la primavera europea luego de un duro invierno, fue celebrada en prácticamente todas las culturas, normalmente relacionándola con divinidades de la fertilidad, ya que supone el renacer de la tierra con el que vuelve a despertar la vida. Para los cristianos, la Pascua marca una de las festividades más importantes, ya que es el día en el que se conmemora la “resurrección” de Jesús tras haber sido “crucificado”; se mantiene por lo tanto el paralelismo con el sentido de “renacer”. Las distintas ramas del “cristianismo” celebran de formas diferentes el domingo de Pascua, pero es curiosa la forma en la que elementos como los huevos decorados o el conejo de chocolate parecen haberse extendido por todo el planeta. Como sabéis, el conejo es un animal que siempre se ha relacionado con la fecundidad, probablemente debido a su gran capacidad de procreación. El final del invierno marca también la época de cría de los conejos, que se multiplican con facilidad. Así, se relacionan con la fertilidad, y esta simbología no tardo en ser absorbida por el “cristianismo”. Sin embargo, ¿desde cuándo se vistió el conejo de Pascua de chocolate? Parece ser que la costumbre de convertir al simbólico animal en un dulce capricho se originó en el siglo XIX, y aunque su creación no está del todo clara, se sabe que fue gracias a la iniciativa de unos pasteleros alemanes. Durante las primeras décadas del siglo, comenzó a extenderse por los países centroeuropeos la moda de crear conejos con masas dulces, aunque finalmente se impondría el chocolate como material predilecto para tentar a los más golosos. El conejo de Pascua de chocolate no tardó en propagarse en los Estados Unidos gracias a que los emigrantes europeos, mayoritariamente alemanes, quienes trasladaron la costumbre al país americano, donde terminó por popularizarse. La tradición cuenta que el conejo llega durante la Pascua cargado de cestas con huevos de colores, caramelos y chocolates para los niños, que deben buscarlos por el jardín antes de darse el atracón dulce. Y, ¿por qué los conejos de chocolate suelen estar huecos? La pregunta puede parecer algo tonta, pero cuando eres un niño devorador de chocolate la verdad es que supone un chasco hincarle el diente a un gran conejo de cacao y descubrir que está vacío por dentro. Uno de los motivos se relaciona con las décadas convulsas de principios del siglo XX, especialmente con la Segunda Guerra Mundial, que dejaron a Europa y Estados Unidos con problemas económicos y de abastecimiento de muchos productos. En años de penurias, el chocolate no era una prioridad, así que cuando comenzó a recuperarse el mercado, se impusieron las figuras huecas para ahorrar costes. Es evidente que una figura de chocolate que está vacía por dentro supone un gran ahorro para el fabricante, y aunque hoy en día también se pueden encontrar conejos macizos, predominan los huecos. Más allá del ahorro, las compañías defienden las figuras huecas ya que permiten utilizar chocolate de mayor calidad, y también resultan mucho más agradables para el consumidor. En efecto, al morder las orejas al conejito de chocolate y descubrir que esta hueca, resulta fácil de consumir al tener una textura más agradable y normalmente con mucho más sabor. Venga ya, en estas fiestas ¿te comerás un conejo de chocolate? En el caso de La Iberica, puedes encontrarla en diferentes pesos: 300, 190, 95 y 40 gramos. Escoge el de tu preferencia y disfrútalo :)

martes, 11 de abril de 2017

SEMANA SANTA EN AYACUCHO: Una expresión de Fe

Ubicado en la sierra central del Perú, es luego de Sevilla en España, la ciudad que más turistas recibe durante las celebraciones por Semana Santa. Destacan la belleza de sus 33 iglesias ubicadas dentro de la ciudad y la fe de su gente lo que hacen de esta festividad la festividad religiosa y cultural más importante de esta ciudad, constituyendo una de las muestras de fe más destacadas del Perú. Pero ¿cual es el origen de esta impresionante muestra de fe religiosa? Dicen los historiadores que la Semana Santa en Ayacucho se inicia luego de la llegada de los españoles en el siglo XVI con el propósito de rememorar el drama del Calvario de Jesús y cuyos fines eran evangelizar a la población indígena con la imposición de la religión católica y por consiguiente se asumen las costumbres religiosas propias de Sevilla (España). Es así como se dio origen a la celebración de la Semana Santa en Ayacucho, y que con el paso del tiempo se fue afianzando y formando parte de su cultura y que hoy en día es reconocida a nivel nacional e internacional como una de las celebraciones religiosas más representativas de Perú. En la Semana Santa en Ayacucho se recuerda la pasión y muerte de Jesús, que tiene una duración de 10 días, que este año se iniciara el día Viernes 07 y culminará el domingo 16 de abril. Durante los 10 días que duran las celebraciones, los visitantes quedarán impresionados con la religiosidad de sus habitantes representada en forma muy real en cada una de las procesiones y ceremonias religiosas programadas. Los turistas podrán gozar con las diferentes actividades culturales, artísticas y comerciales como el tradicional Jala Toro costumbre reavivada y que al igual que en España los participantes ponen en prueba su destreza para escapar de los toros. Estas fiestas se iniciaron el 7 de abril de la siguiente manera: 1.- Viernes de Dolores: Este día sale en procesión la Virgen Dolorosa desde la iglesia de la Magdalena a las 7 de la noche. es una procesión muy concurrida y de las más tradicionales, donde antiguamente los fieles se infligían castigos como el pincharse con agujas, por supuesto ya fueron prohibidos, se dice que de esa manera acompañaban a Cristo en su dolor. 2.-Sábado de Pasión: En la noche del 8 de abril sale la “Procesión del Señor de la Parra” desde la Iglesia de Pampa San Agustín, llamado así debido a que el Señor lleva en la mano un racimo de uvas. 3.-Domingo de Ramos: A las 7 de la mañana del 9 de abril es costumbre que se bendigan en la catedral de Ayacucho, los ramos de flores y palmas que llevarán luego los fieles en especial niños durante la procesión de Cristo sentado en un pollino. A las 3 de la tarde en la plaza de armas se realiza la entrada del chamizo, este chamizo ingresa a la ciudad en mulas vestidas de colores con adornos en metal de plata. 4.- Lunes Santo: Del templo de La Merced sale una procesión a las 8 de la noche del 10 de abril llevando la imagen de Jesús del Huerto recorriendo el parque Sucre. 5.- Martes Santo: El Señor de la Sentencia sale en procesión que se inicia a las 7 de la noche del 11 de abril desde la iglesia de la Amargura. 6.- Miércoles Santo: Desde la iglesia de Santa Clara a las 8 de la noche del 12 de abril sale en procesión la imagen del Nazareno rememorando el camino de Cristo camino al calvario y el encuentro con su madre, por tal razón a la procesión se le llama “Procesión del encuentro”. En esta procesión la población porta velas encendidas en silencio. 7.- Jueves Santo: El 13 de abril el clero renueva sus promesas ante el obispo, mientras los fieles visitan los monumentos eucarísticos que son preparados en todos los templos católicos de la ciudad. 8.- Viernes Santo: A las 8 de la noche del 14 de abril sale la procesión del Santo Sepulcro desde el templo de Santo Domingo. Asimismo, se realizan las ferias regionales en las pampas de Chupas y Llañupampa. 9.- Sábado de Gloria: El 15 de abril es un día festivo que se inicia con festejos populares, ferias de peleas de gallos, Jala Toro, ferias en el cerro Acuchimay, fogatas de chamizo y salen a las calles los “Morochucos”. 10.- Domingo de Resurrección: Por la mañana del 16 de abril sale la “Procesión de la Aurora” llevando el Señor de la Resurrección, con lo cual se pone punto final a la Semana Santa. Visita Ayacucho y participa de su majestuosidad y el encanto de su celebración :)
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.