TV EN VIVO

sábado, 25 de febrero de 2017

KEIKO FUJIMORI: Sin decencia ni moral

Venga ya, no cabe duda que la noticia de la semana es la inclusión de Keiko Fujimori (hija de un despreciable genocida condenado a 25 años de prisión por Crímenes de Lesa Humanidad y cabecilla de una banda delincuencial que tiene secuestrado al Congreso) por parte del Ministerio Público en una investigación por lavado de activos contra el exsecretario general y ‘financista’ de su partido, Joaquín Ramírez -quien de simple cobrador de combi paso a ser millonario, ‘gracias’ al dinero proveniente del narcotráfico - así como a sus hermanos Hiro y Sachi Fujimori, y el pedido del levantamiento del fuero parlamentario de Kenji Fujimori para que pueda ser incluido en la misma, lo cual como es obvio ha generado una desesperada reacción de la susodicha, para afirmar grotescamente y sin sustento alguno de que se trata de una ‘cortina de humo’ para tapar lo de Odebrecht, cuando dicha investigación viene de muchos años atrás, aún antes de que estallará el escándalo en el cual aparece involucrado Pedro Pablo Kuczynski. Como sabéis, Keiko Fujimori esta acusada de haber entregado a Ramírez $15 millones de dólares con el objetivo de ‘lavarlos’ para la campaña presidencial del 2011. Ese dinero provendría no solo de los ilícitos negocios de sus hermanos involucrados en el narcotráfico, sino también sería parte de los miles de millones de dólares robados por su padre, producto de la privatización de empresas públicas, que transformadas en barras de oro y utilizando la ‘valija diplomática’ fueron trasladados subrepticiamente al Japón. Esta posición coincide con la del analista Jaime Antezana, quien sostuvo que el dinero utilizado por Keiko en su campaña, podría estar siendo lavado por Sankyo Corporation, una empresa japonesa de la cual forma parte la ex Limasa, IGL de Kenji Fujimori, justamente en cuyos almacenes la policía encontró 100 kilos de droga. Por donde se le mire, el dinero que utiliza Keiko, quien nunca supo explicar con claridad de dónde es que proviene - pero que se da la gran vida junto a su marido, a pesar de que ambos no trabajan - tiene sospechas fundadas de tener un origen ilícito de la corrupción y del narcotráfico. Antezana fue uno de los primeros en advertir la presencia del narcotráfico en la política, por eso sus palabras ahora cobran validez. Lo que era un secreto a voces, ha sido tomado por la Fiscalía que ahora ha formalizado la investigación, lo que ha generado pánico en el fujimorismo, cuyos patéticos y repulsivos representantes ahora se empeñan en asegurar que todo se trata de ‘una cortina de humo’, sin considerar que Joaquín Ramírez (el ‘financista’ de Keiko) es investigado desde mucho antes por la DEA que solo ve temas ligados al narcotráfico. La investigación que ha iniciado la Fiscalía por un plazo de ocho meses es por delito de lavado de activos y está a cargo de la fiscal especializada Sara Vidal, de la 1° Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Lavado de Activos, que también investiga a Joaquín Ramírez y el grupo empresarial Ramírez. Según el documento fiscal, se tiene conocimiento de que el dinero que Keiko le pidió lavar a Ramírez proviene de los fondos sustraídos de las Arcas Públicas por el genocida Kenyo Fujimori. A través de sus empresas de ‘fachada’ Ramírez le habría dado legalidad al dinero de la corrupción obtenido durante la dictadura fujimorista. La resolución fiscal ha tomado en cuenta la versión del ciudadano Jesús Francisco Vásquez quien presentó grabaciones ante el Departamento Antidrogas de los Estados Unidos, DEA, en las que se escucha a Ramírez decir que la “China Keiko Fujimori le dio 15 millones de dólares para lavarlos para la última campaña electoral y que él los lavó a través de una cadena de grifos y estacionamientos de combustible”. Asimismo, la Fiscalía alude a dos propiedades que compró Joaquín Ramírez por US$ 2’480,000, uno en Miraflores y el otro en Camacho, La Molina, que fueron utilizados por Keiko Fujimori sin pagar ningún alquiler. El informe fiscal dice que el denunciante manifestó que “estas empresas no recibían dinero fresco de nuevos accionistas para aumentar su capital social, sino que recurrían al artificio encubridor de capitalización de créditos, dándose una suerte de Ramírez Gamarra prestándole dinero al otro bolsillo del mismo Ramírez Gamarra”. Ante este tipo de movimientos económicos nada claros y sospechosos, la fiscal considera necesario investigar los ingresos y el patrimonio de Keiko por lo que se requiere a la Superintendencia de Banca y Seguros y la SUNARP informar sobre las cuentas bancarias y bienes inmuebles, que estén registrados a su nombre y próximamente será citada a declarar sobre estos mismos hechos. La investigación contra Joaquín Ramírez busca aclarar el origen de su patrimonio, que superaría los 7 millones de dólares. Incluye además 30 inmuebles, 34 automóviles y, entre otros bienes, dos departamentos en Miami valorizados aproximadamente en 2,5 millones de dólares. Sobre Ramírez pesa un levantamiento del secreto bancario y de la reserva tributaria que incluye al legislador Osías Ramírez, hermano de Joaquín, y dos empresas relacionadas a ambos: Compañía General de Combustible S.A.C. y Compañía General de Combustible a Granel S.A.C. creadas con dinero proveniente del narcotráfico. La congresista Yeni Vilcatoma consideró que es un paso importante que el Ministerio Público investigue a Keiko Fujimori por el delito de lavado de activos y defraudación tributaria, en el marco de las pesquisas al ex secretario general de su partido, Joaquín Ramírez. “La Fiscalía está en toda su razón de empezar la investigación y sancionar ejemplarmente a los involucrados”, señaló. Vilcatoma advirtió que lo que hace el fujimorismo es utilizar la información de que se les incluye rápidamente en una investigación para argumentar una supuesta ‘cortina de humo’, aprovechando la desproporción que existe en el Parlamento, donde la mafia homicida es mayoría. El analista Jaime Antezana agregó que la inclusión de la cabecilla de Fuerza Popular en la investigación que se le sigue por el citado ilícito a Joaquín Ramírez, debió ser, no hoy, sino inmediatamente después de la denuncia que hizo Jesús F. Vásquez. “La inclusión de Keiko Fujimori en la investigación por lavado de activos a Joaquín Ramírez es la segunda mala noticia para el clan Fujimori. La primera fue la apertura de una investigación preliminar por lavado de activos a sus hermanos Hiro, Sachi y Kenji Fujimori por el vertiginoso crecimiento económico de la empresa Limasa, hoy IGL”, comentó.  Asimismo, sostuvo que el hecho que todos los hermanos estén investigados ha puesto muy nerviosos a los integrantes de la mafia ya que se trata de la primera vez que el clan Fujimori es confrontado por la justicia y si hay independencia, lo más probable es que termine en una acusación penal y terminen en la cárcel. Para el ex Jefe de la Unidad de Extradiciones de la Procuraduría Ad Hoc Anticorrupción, Yván Montoya, está plenamente justificada la investigación del Ministerio Público contra los hermanos Fujimori. “Se dice que esa fue plata robada por Kenyo Fujimori que viene de Japón y que se inyecta en las empresas ‘fantasmas’ de los hermanos Fujimori y eso justifica que la investigación avance, porque internamente es un movimiento societario muy extraño”, manifestó. El exabogado del Estado indicó que falta determinar el origen de los fondos societarios de la empresa Limasa S.A que provienen del exterior. Limasa S.A. (de Kenji) pasó de tener en 2009 un capital de S/ 40,000 a S/ 2.867,320 en 2014. La firma cambió el nombre a IGL, y se convirtió en la transnacional Sankyo. Sería bueno que se le tome la palabra a Kenji y se le levante la inmunidad parlamentaria, tal como el mismo dice que pidió, para que las investigaciones del Ministerio Público puedan seguir, aseveró la legisladora Yeni Vilcatoma. “Así el fiscal podrá rápidamente recabar los elementos de convicción que puedan sustentar su posición”, señaló. De otro lado, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, también se pronunció por la reciente inclusión de Keiko Fujimori en una investigación por lavado de activos contra el narcotraficante Joaquín Ramírez. En referencia a las críticas de congresistas fujimoristas que cuestionaron la pesquisa abierta contra la cabecilla de la banda, además de atribuir ello a una campaña orquestada por el gobierno, el juez supremo remarcó que en este país “nadie tiene corona y mucho menos Keiko Fujimori. Yo creo que cuando hay un interés de investigar como en este caso lo hace el Ministerio Público, los ciudadanos del Perú deben someterse a esa investigación”, manifestó. Como podéis notar, existen sobrados motivos para investigar a Keiko y sus hermanos y llegar hasta al fondo de la verdad. La corrupción generalizada durante la infame dictadura de su padre - que ella defiende con tanto ardor ‘justificando’ sus crímenes - donde el saqueo sistemático de las Arcas Publicas, así como el asesinato masivo de decenas de miles de inocentes a cargo de los escuadrones de la muerte durante 'la guerra sucia' con el pretexto de combatir al terrorismo eran cosa de todos los días, así como de sus sucesivas e ilegales reelecciones utilizando a la prensa basura para atacar a la oposición, demuestra que no tiene ninguna autoridad moral para hablar de ‘campañas orquestadas en su contra’ o de ‘cortinas de humo’ que sólo caben en su retorcida imaginación. A la cárcel con ella y su maldita familia. Fujimori nunca más :)
Se ha producido un error en este gadget.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia de Creative Commons.